'Coqueteando' gana la Gala Floral de Torrelavega

La carroza ‘Coqueteando’ ha sido la ganadora de la gala./
La carroza ‘Coqueteando’ ha sido la ganadora de la gala.

La carroza de López y Paco se impuso en un desfile multitudinario en el que acompañó el buen tiempo

DAVID CARRERASantander

La tradicional Gala Floral, un festival de fantasía y color, puso fin a las fiestas de Torrelavega. La capital del Besaya dijo ayer adiós a sus fiestas de la Virgen Grande con la celebración de la Gala Floral, que volvió a ser multitudinaria en un magnífico día de sol. Miles de personas se dieron cita en el centro de la ciudad para asistir a esta colorida fiesta, de Interés Turístico Nacional, en la que desfilaron nueve carrozas, todas de Castro Urdiales. Los castreños López y Paco, con su carroza Coqueteando, se impusieron en la gala, mientras que el segundo premio recayó en Luis Miguel Quintana con la obra titulada Emergente, Todo lo que sumerge, emerge. La reina de la gala fue Andrea Martínez Torre, de la carroza Pocoyó se va de gala, y las damas de honor: Carmen Ruiz Marcos, de Coqueteando, y Vanesa Trápaga Casanueva, de Circus. Los premios de la Gala Floral oscilaron entre los 4.500 euros para la carroza ganadora y los 600 euros que percibió la última clasificada.

Además, los tres conjuntos más valorados por el jurado recibieron premios dotados con 300, 180 y 120 euros, respectivamente. El jurado de las carrozas estuvo formado por Marisa Caballero (pintora), José Antonio Pérez (fotógrafo), Luzma Girón (Peña T) y Prisca Sánchez (Peña Tragos), mientras que el de conjuntos lo conformaron Yolanda Sánchez, María José Villazón y Sonia Rodríguez.

Ganadores

Primer Premio. Coqueteando de López y Paco.

Segundo Premio. Emergente. Todo lo que sumerge, emerge de Luis Miguel Quintana.

Tercer Premio. Elegancia en el tiempo, de López y Paco.

Cuarto Premio. Héroes y Villanos de J. Antonio Salazar.

Quinto Premio. Coliseum de J. Antonio Salazar.

Sexto Premio. Circus de Luis Miguel Quintana.

Séptimo Premio. Alduin, el destructor de J. A. Salazar.

Reina de la gala. Andrea Martínez Torre , de la carroza Pocoyó se va de gala.

Dama de honor. Carmen Ruiz Marcos, de Coqueteando.

Dama de honor. Vanesa Trápaga Casanueva , de la carroza Circus.

El desfile, como es habitual, se desarrolló por las calles El Cid, Avenida de España, Pintor Escudero Espronceda, Lucio Mediavilla y Augusto González Linares. La fiesta de la gala floral contó con la presencia de los alumnos del taller de cabezudos del Ayuntamiento, además de la actuación de la Banda Municipal de Música y las charangas Cancaneao y Los Marchosos. También participaron la Asociación de Trajes Tradicionales de Cantabria, el Ballet Folclórico la Copuliero (Francia), Ballet Ensemble Zabailakie (Rusia), Grupo Folclórico Alto Aragón (Jaca, Aragón), Ballet Folclórico Perú Místico y Grupo Infantil de las Danzas Virgen de las Nieves de Tanos.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, presidió la Gala Floral en un palco de autoridades en el que también estuvieron presentes los consejeros del Gobierno regional Rosa Eva Díaz Tezanos, Rafael de la Sierra, Juan José Sota y María Luisa Real; el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz; la presidenta del Parlamento de Cantabria, Dolores Gorostiaga; además del alcalde, José Manuel Cruz Viadero; la directora general de Turismo, Eva Bartolomé, y concejales y alcaldes de la comarca, entre otros.

El Ayuntamiento instaló este año una gradería con capacidad para 500 personas. Una zona restringida a los mayores, para que pudieran seguir la gala con la máxima comodidad. Una única grada homologada, según aseguró la concejala de Festejos, Patricia Portilla, y junto a la que se ubicó el palco reservado a autoridades locales y regionales, a la altura del Palacio de Justicia.

El resto del público se distribuyó por el recorrido y siguió la fiesta de pie, como manda la tradición. Porque la Gala Floral es un espectáculo de colorido y de alegría en el que los torrelaveguenses ponen su mejor cara, su lado más abierto a los ciudadanos que vienen de fuera.

Por otro lado, el Ayuntamiento concedió este año tres dietas de 900, 400 y 200 euros a los carrocistas que acrediten haber participado en la gala durante los últimos quince años; a los que en ese tiempo, hayan sido premiados al menos en cinco ocasiones con alguno de los tres primeros premios, y a la carroza cuya medida mínima sea de 12 metros de longitud. Y los artistas que no sean beneficiados por las dietas citadas recibirán una subvención de dos euros por kilómetro recorrido en su viaje de ida y vuelta, si proceden de un lugar distante de Torrelavega en más de 20 kilómetros.

El jurado calificó las carrozas a las 15.00 horas, en el lugar del comienzo del desfile, no en el Mercado Nacional de Ganados. Y todas las composiciones que no estuvieran colocadas a las 15.00 horas en el lugar del inicio de la gala serían descalificadas automáticamente, como ya se había anunciado en las bases del certamen. También las bases de la convocatoria establecían que las carrozas deberían completar, obligatoriamente, las dos vueltas del recorrido, siendo en la segunda, cuando se darían a conocer los premios y se procedería a entregar los correspondientes trofeos, en la tribuna de autoridades, debiéndose presentar en la misma al menos un representante de la carroza premiada.

Participantes en el desfile

El desfile comenzó alrededor de las seis de la tarde en la Avenida de España y participaron en él, acompañando a las carrozas concursantes, los gigantes y cabezudos se sumaron los realizados en el taller municipal que dirige el artista Fran Querol, la Banda Municipal de Música, la Banda de Gaitas Cantabria, las charangas Cancaneao y Los Marchosos, la Asociación de Trajes Tradicionales de Cantabria, y los grupos folclóricos que intervienen en el festival internacional. Este año fueron las formaciones Ballet Folclórico La Copuliero de Francia, Ballet Ensemble Zabaikalie de Rusia, Grupo Folclórico Alto Aragón de Jaca, Ballet Folclórico Perú Místico de Perú y el Grupo de Danzas Virgen de las Nieves de Tanos. Son precisamente estos conjuntos, que actuaron durante la fiesta, los que pusieron la nota de color a la misma, que discurrió también por las calles Augusto G. Linares, General Ceballos, Pintor Escudero Espronceda y Lucio Mediavilla, aunque la vistosidad de la gala se puso más de manifiesto en la Avenida de España (tramo junto al instituto Marqués de Santillana), que es donde más se concentra cada año el público.

La concejala de Festejos, Patricia Portilla, subrayó que las carrozas cuentan con un «trabajo laborioso y la gran calidad», lo que ha convertido este acto en una fiesta de Interés Turístico Nacional. Al concurso de carrozas se presentaron todos los artistas que lo han solicitado, siendo el tema y el medio de confección de las carrozas totalmente libre.

Las únicas condiciones impuestas han sido la altura, que no puede superar los siete metros, y la anchura, nunca superior a 5 metros, todo con el objetivo de realizar el desfile sin incidentes.

Y es que tras la gala, para que la gente no se enfriara, alrededor de las nueve y media de la noche, mientras reponían fuerzas en las casetas o bares de las inmediaciones, el concierto de Víctor Manuel yAna Belén puso el broche de oro a unas fiestas que los ciudadanos han vivido, mayoritariamente, en las calles.

La veterana pareja musical puso en escena todo su mejor repertorio en el Bulevar Demetrio Herrero, que, como los días anteriores, registró una gran entrada para ver la música en directo. También hoy es el último día para visitar las casetas de la Feria de Día y las atracciones en el recinto ferial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos