El refuerzo del edificio agrietado en La Paz mantendrá cerrada al tráfico la calle José María Pereda

Imagen del edificio desalojado, por el que se mnatiene cerrada al tráfico la calle José María Pereda./Luis Palomeque
Imagen del edificio desalojado, por el que se mnatiene cerrada al tráfico la calle José María Pereda. / Luis Palomeque

El Ayuntamiento dice que estabilidad del edificio «está asegurada» pero hay que apuntalar el interior de las viviendas y de la oficina bancaria ubicada en la planta baja

DM .
DM .Santander

La calle José María de Pereda, una de las principales vías de acceso a Torrelavega, seguirá cortada el tráfico hasta mediados de la próxima semana por los trabajos de refuerzo de la estructura del edificio de las calles La Paz y Santander que fue desalojado el pasado 22 de junio.

En rueda de prensa, el concejal de obras, Javier López Estrada, ha anunciado que la estabilidad del edificio «está asegurada» tras la colocación de varios de una estructura de acero en el exterior del inmueble, pero ahora se procederá al apuntalamiento interior de las viviendas y de la oficina bancaria ubicada en la planta baja.

Además, se tiene previsto iniciar en las próximas horas los trabajos de colocación de una estructura de madera para reforzar los arcos de piedra y mampostería de la fachada, a la vez que prosigue la investigación para determinar las causas del problema en la estructura, que obligó a desalojar el inmueble.

Ver más

López Estrada ha destacado que «por seguridad de las personas» es aconsejable mantener cerrada al tráfico la calle unos días más, como mínimo hasta que concluyan los trabajos de apuntalamiento interior y de colocación de la segunda estructura de madera.

El concejal ha explicado que los residentes de las viviendas superiores y empleados de la entidad bancaria situada en los bajos del inmueble pudieron ayer retirar diversos enseres de sus locales, los primeros tras llevar varios días residiendo fuera del edificio mientras se realizaban las primeras labores de estabilización.

A la vez, se mantiene el control de los testigos colocados hace ahora una semana, aunque las inspecciones realizadas hasta ahora no han detectado nuevas grietas en el inmueble.

Podría ser por un socavón causado por una fuga de agua

Preguntando por si la causa del problema estructural del edificio podría estar en un socavón causado por una fuga de agua en una tubería de suministro, tal como argumentan los vecinos, ha asegurado que se desconoce este extremo ya que aún los técnicos están trabajando en ello.

El Ayuntamiento de Torrelavega ordenó a primera hora de la tarde del pasado viernes el desalojo de este inmueble situado entre las calles La Paz y Santander, en su confluencia con José María de Pereda, como medida preventiva ante la aparición de nuevas grietas en el edificio, acompañadas de crujidos en los distintos pisos.

Fuentes municipales explicaron entonces que el inmueble estaba siendo observado desde hace varios meses por técnicos del Ayuntamiento de Torrelavega, una vez se detectaron los primeros problemas de estabilidad, además de ordenar el apuntalamiento de algunas partes.

Hace un mes los propietarios llevaron a cabo obras de refuerzo de la estructura mediante el inyectado de hormigón en los cimientos, con el fin de mitigar los problemas de estabilidad y las grietas que habían aparecido hasta entonces.

Las nuevas grietas y crujidos fueron detectados poco antes del mediodía del viernes por los empleados de la entidad bancarias, que dieron aviso al Ayuntamiento, el cual procedió al vallado de la zona para evitar riesgos a los peatones por caías de elementos de la estructura.