La casa en ruina de Novalina pone «en riesgo» a los usuarios

Zona vallada por los bomberos tras desprenderse parte de una pared./Luis Palomeque
Zona vallada por los bomberos tras desprenderse parte de una pared. / Luis Palomeque
Torrelavega

El Ayuntamiento dice que el derribo del inmueble es «inminente» y el solar se destinará a ampliar el estacionamiento

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

El aparcamiento público habilitado a finales de 2015 en el corazón de Torrelavega, aprovechando solares particulares en mal estado de la calle Novalina, tiene un serio problema. La seguridad de los usuarios se ve amenazada por la casa en ruina que quedó en mitad del estacionamiento. El último susto tuvo lugar hacer unos días. Bomberos y Policía Local tuvieron que intervenir al desprenderse parte de una pared y la zona ha quedado vallada. El concejal de Hacienda y Seguridad Ciudadana, Pedro Pérez Noriega, dice que el derribo de la casa es «inminente» y el solar se destinará a ampliar el aparcamiento.

Héctor Ruiz comentaba ayer, al ir a recoger su coche, que «se ve que no lo han podido tirar por algún motivo legal». En cualquier caso, este joven torrelaveguense considera que es «una temeridad» mantener el inmueble en ese estado, ya que «es un peligro para usuarios y vehículos, y un foco de suciedad y ratas».

Elena, también usuaria del aparcamiento, teme que el Ayuntamiento no haga nada hasta que «no tengamos una desgracia». «Aquí las cosas funcionan así -explica-, no harán nada hasta que no pase algo grave. El aparcamiento y los edificios en ruina son dos problemas importantes en Torrelavega y aquí se juntan los dos. Yo procuro no acercarme a la casa para que no me caiga nada encima».

Contactos con la propiedad

El concejal de Hacienda y Seguridad Ciudadana recuerda que, tras la puesta en funcionamiento del estacionamiento, quedó pendiente el acuerdo con el propietario del inmueble, con quien «no hemos perdido el contacto». Según Pérez Noriega, el dueño de la casa ya ha llegado a un entendimiento con el propietario de los solares del entorno, y «parece que no hay ningún problema para que en breve podamos acometer la actuación que teníamos prevista inicialmente de derribar la casa y ampliar el parking».

Vecinos y comerciantes del centro de Torrelavega vieron atendida hace año y medio una vieja reivindicación: el Consistorio convirtió varios solares abandonados de Novalina y otras calles próximas en un aparcamiento alternativo y gratuito de 80 plazas, que pasarán a ser 88 con la demolición de la casa. Se trata de una iniciativa similar a las llevadas a cabo en otras parcelas de la ciudad que quedaron en desuso tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. La empresa Saiz Bengoechea realizó la limpieza de los solares de Novalina, donde se realizó una inversión inicial de 25.000 euros sobre una superficie de 2.013 metros cuadrados. El aparcamiento se llenó de baches y se asfaltó meses después.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos