La empresa que peatonaliza el entorno de la Plaza Mayor de Torrelavega pide tres meses de prórroga

La segunda y última fase de las obras se está realizando en la calle Carrer/Luis Palomeque
La segunda y última fase de las obras se está realizando en la calle Carrer / Luis Palomeque

Senor achaca la demora a que la obra se ejecuta por fases para causar menos molestias y se está permitiendo el acceso a los garajes

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

Senor, la empresa que está peatonalizando el entorno de la Plaza Mayor de Torrelavega (afecta a las calles Ancha, Carrera y Gilberto Quijano), ha solicitado al Ayuntamiento que la conceda una ampliación del plazo de ejecución de las obras de tres meses. Los trabajos comenzaron en enero y su finalización estaba fijada para el 14 de julio. Los técnicos municipales están estudiando la petición de la constructora y los comerciantes ya han mostrado su disgusto.

La empresa achaca la demora a que las obras se están realizando por fases para minimizar las molestias a vecinos y comerciantes, y a que «está siendo necesario permitir el acceso rodado a los garajes», lo que «impide simultanear trabajos en diferentes zonas». Además, Senor hace hincapié en las condiciones meteorológicas adversas que tuvieron lugar en enero, febrero y mazo, lo que «condicionó el ritmo de los trabajos y, en consecuencia, la finalización de las obras».

  • 465.000

euros es el importe de adjudicación de las obras, que tienen un plazo de ejecución de seis meses.

El primer teniente de alcalde y concejal del área, José Manuel Cruz Viadero, dice que están a la espera del informe técnico para tomar una decisión. Respecto a la situación de las obras, afirma que en las calles Gilberto Quijano y Ancha, las más próximas a la Plaza Mayor, han entrado en la fase de remates. «Los árboles -explica- se plantarán la semana que viene y el mobiliario urbano y las luminarias no han llegado porque hay empresas que cierran en agosto».

La segunda y última fase se realiza en la calle Carrera y está en plena actividad: «Falta demoler una de las aceras y se están colocando las baldosas a buen ritmo. También se puede acceder a uno de los garajes comunitarios, mientras que al otro se podrá entrar en los próximos días». Respecto al malestar mostrado por algunos comerciantes, Cruz Viadero afirma que siempre han estado en contacto con ellos y han atendido sus demandas.

El presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios, Comerciantes y Autónomos de Cantabria (Apemecac), Miguel Rincón, dice que esta noticia es un mazazo para el sector: «Todas las obras, especialmente las que se hacen en el centro de la ciudad, tienen que agilizarse porque está en juego la imagen de Torrelavega y la supervivencia del comercio. Las obras generan incomodidades y pérdida de compradores. El Ayuntamiento tienen que exigir que se cumplan los plazos para evitar que las ventas caigan en picado».

Las obras de peatonalización de las calles Ancha y Gilberto Quijano, las más avanzadas, están cambiando la imagen del entorno de la Plaza Mayor, con espacios más abiertos y transitables. El proyecto incluye la peatonalización de la calle Carrera y tiene como objetivo principal facilitar el paseo y el paso de peatones entre las plazas Mayor y La Llama. Las obras, adjudicadas en 465.850 euros, son cofinanciadas por el Gobierno de Cantabria (70%) y el Ayuntamiento.

El alcalde, Javier López Estrada, destacó en junio el «cambio sustancial» de la imagen que ofrece este espacio en el corazón de la ciudad: «Ese era el objetivo, sobre todo en la confluencia con la Plaza Mayor, que quedará conectada a los soportales de la zona norte al eliminarse los peldaños y las diferentes alturas». El regidor recordó que durante la ejecución de los trabajos solo se ha realizado una «pequeña modificación» en el proyecto, para «ampliar un poco el alcance de la zona peatonalizada en su conexión con la Plaza Mayor, reduciendo unos parterres».

Gracias a esta obra integral se están mejorando los servicios generales (abastecimiento de agua, saneamiento y alumbrado), así como la red de telecomunicaciones. También se instalará mobiliario urbano y se plantarán árboles. El proyecto contempla una actuación orientada a hacer más amable el paseo y el tránsito peatonal, eliminando la zona que se destinaba a uso exclusivo de tráfico rodado, que sólo podrá ser utilizada en el futuro por vehículos de emergencia, recogida de basuras, transporte de mercancías para dar servicio a los comercios y propietarios de los dos garajes afectados, situados en la calle Carrera.

Toda la zona de actuación, entre las intersecciones con las calle José María Pereda (Plaza Mayor) y Juan José Ruano (Plaza de la Llama), quedará al mismo nivel, eliminando la existencia de los bordillos que ahora delimitan la calzada. Entre los soportales y la Plaza Mayor, se ha elevado la rasante de la calle de manera que quede a una cota similar a la de la acera, suprimiendo así los escalones que existían entre ambos espacios. Con el fin de dotar de un aspecto uniforme a las tres calles, se coloca la misma losa de hormigón en la superficie. No obstante, se habilita una zona central diferenciada, de cuatro metros de anchura, para los vehículos que circulen de forma esporádica. La entrada y salida de los dos garajes afectados se realizará a través de la calle Juan José Ruano, junto a La Llama.