Verdeja: «Mi familia dice que parezco la madre Teresa de Calcuta»

Verdeja: «Mi familia dice que parezco la madre Teresa de Calcuta»

Lourdes Verdeja, presidenta de la Asociación 'Tolerancia 0 al bullying', ha recibido el premio Mujer Relevante de Torrelavega 2018

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

La presidenta de la asociación 'Tolerancia 0 al Bullying', Lourdes Verdeja Pérez, ha sido galardonada con el premio Mujer Relevante de Torrelavega 2018 por la asociación Leonor de la Vega, en reconocimiento al trabajo que desarrolla en la lucha contra el acoso escolar. Verdeja, técnico en intervención psicosocial, es también fundadora de la asociación 'Una Sonrisa', que persigue la inclusión de personas con discapacidad física. Recibirá el premio el 14 de diciembre en un acto que se celebrará en la Cámara de Comercio.

-¿Cómo ha recibido la noticia?

-Con sorpresa y mucha emoción. He temblado, he reído y he llorado, todo junto. Nunca pensé que me iban a dar un premio por el trabajo que estamos haciendo. He alegrado a mucha gente que tengo alrededor, porque estamos haciendo visible el sufrimiento de las familias cuando se produce un problema de acoso escolar.

-¿Qué le parece el premio?

-Hay muchas mujeres relevantes, yo soy una más. Me parece muy bien que se las distinga y que se haga a través de votación popular. Mi trabajo es gratificante porque ayudo a mucha gente, pero muchas veces piensas que nadie se acuerda de ti, que no se valora. Este premio demuestra que sí, aunque sólo soy una hormiguita entre muchas.

-¿Cómo surgió su deseo de ayudar a los demás?

-Yo vengo de una familia muy humilde, muy luchadora, en la que nada ha sido fácil para salir adelante. Son cosas que he vivido en primera persona y por eso sé lo que sufren algunas familias. No cobro un duro y se cierran muchas puertas, pero mi recompensa es el cariño que me devuelven las familias por esa dedicación.

-¿Por qué fundó la asociación 'Una Sonrisa'?

-Mi hermano era una persona con discapacidad y su muerte me hizo recapacitar. Cuando ves que le sacabas a la calle en silla de ruedas y no podía entrar en algún sitio porque no estaba adaptado; cuando ves que no hay ayudas, que los Servicios Sociales no ven hasta dónde llega el sufrimiento de la gente humilde..., pues lo que ocurre es que te rebelas contra todo eso y luchas por los derechos de esas personas.

«Los que nos gobiernan pisan poco la calle, escuchan poco al ciudadano»«El mejor premio ha sido ver los escritos que hicieron mis hijas para que me eligiesen»

-¿Por qué dejó la asociación?

-Porque pasó otra cosa muy fuerte en mi vida. Estaba embarazada y entré en una situación de estrés. Mi hija nació, pero murió a las dos semanas. Eso hizo que abandonase todos mis proyectos. Fue un momento difícil, me culpaba de todo.

-¿Dejó de luchar?

-No, abandoné mis proyectos públicos, pero siempre he seguido ayudando a la gente. Mi familia dice que parezco la madre Teresa de Calcuta. Hasta me llama gente apurada para pedirme consejo.

-¿Cómo surgió la asociación 'Tolerancia O al Bullying'?

-Tengo dos hijas y una de ellas, la mayor, sufrió acoso escolar cuando tenía 11 años. Entonces decidí reivindicar los derechos de esos chicos y sus familias. Ahí salió mi chispa, muchos dicen que soy una tocapelotas, pero hay muchas familias afectadas y no había nadie que te echase una mano. Mi hija acabó en un hospital, esto del acoso en las aulas no es ninguna tontería. La Administración pública lo tapa y nosotros lo destapamos.

-¿Usted es un ejemplo de que a veces hay que dar un paso al frente para resolver problemas sin esperar a que la Administración los solucione?

-Sí, a veces hay que decir basta ya. Me equivoco muchas veces, pero no soporto la injusticia y doy ese paso al frente porque no tengo nada que perder y sí mucho que ganar. Los que nos gobiernan pisan poco la calle, escuchan poco al ciudadano. Prometen, pero a la hora de la verdad no cumplen. Ante eso, la gente que lo está pasando mal tiene que dar un paso al frente.

-¿Cómo se gana la vida?

-Cuido a personas mayores, limpio casas, soy honrada y trabajadora, una persona normal. Trabajé 18 años en colegios. Intento conciliar la vida laboral con la familiar y la de la asociación.

-¿Quiere apuntar algo para finalizar?

-Sí, quiero dar las gracias a las personas que me han votado. Es increíble ver sonreír a mi madre cuando la felicitan. Y lo de mis hijas ya ni te cuento. El mayor premio ha sido ver los escritos que hicieron para que me eligiesen Mujer Relevante. Me ven como a una heroína.

 

Fotos

Vídeos