Gesvicán licita la construcción de las 22 viviendas en alquiler de Campuzano

Los destartalados talleres municipales serán derribados en los próximos meses./Luis Palomeque
Los destartalados talleres municipales serán derribados en los próximos meses. / Luis Palomeque

El edificio se construirá en el solar que quedará vacío con el traslado de los talleres municipales al polígono industrial

JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

La construcción de las 22 viviendas de protección oficial en Campuzano, uno de los grandes proyectos de la legislatura en Torrelavega, avanza en su tramitación. La empresa pública Gesvicán ha anunciado la licitación de la obra, mediante procedimiento abierto y tramitación ordinaria, con un presupuesto de 1,9 millones (IVA excluido). El plazo de ejecución es de 15 meses y las empresas pueden presentar sus ofertas hasta el 11 de abril. El edificio se construirá en el solar que quedará vacío en el centro del pueblo con el traslado de los talleres municipales al polígono industrial Tanos-Viérnoles. La Corporación aprobó en su última sesión plenaria, celebrada el pasado martes, la cesión gratuita de los terrenos al Gobierno de Cantabria. El Ayuntamiento tiene previsto conceder en los próximos días la licencia de obra que solicitó Gesvicán el pasado mes de septiembre.

El proyecto de ejecución contempla la construcción de las 22 viviendas protegidas, en régimen de alquiler, y la urbanización del entorno. El edificio tendrá una superficie construida de 1.896 metros cuadrados, distribuidos en cuatro plantas a las que se accederá desde dos portales con su correspondiente ascensor. El bloque presenta una configuración volumétrica prismática con cubierta a cuatro aguas, semioculta tras el peto que forman las propias fachadas. En total, se harán 8 viviendas de tres dormitorios, 13 de dos y un piso adaptado de una. La superficie útil oscilará entre 87 y 53 metros cuadrados. El proyecto de urbanización se ejecutará sobre una superficie total de 4.989 metros cuadrados. La mayoría será superficie pública y se destinará a zonas verdes, espacios libres, equipamientos y 46 plazas de aparcamiento.

Vieja demanda vecinal

El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, recordó en septiembre, durante la presentación del proyecto de ejecución, que la inversión ha sido largo tiempo demandada por los vecinos y es fruto de varios años de trabajo, en los que ha sido necesario gestionar suelos, derribar edificaciones en ruina y construir los nuevos talleres municipales para sustituir a los destartalados de Campuzano. También resaltó la importancia del proyecto para Campuzano, porque el centro de la localidad va a experimentar una «transformación total» con la construcción de viales más anchos y ordenados, zonas verdes y aparcamientos.

El proyecto tiene un presupuesto de 1,9 millones y un plazo de ejecución de 15 meses

Ángel Calderón, técnico de Gesvicán, explicó que las 22 viviendas se distribuirán en cuatro plantas en un «estupendo edificio prismático», con fachada revestida con ladrillo caravista de color blanco «muy moderno». Calderón señaló que el inmueble no tendrá sótano porque «las características del terreno no son idóneas», si bien «quedará un espacio generoso para aparcar en superficie». También destacó que el bloque no tendrá ni locales ni trasteros «porque lo que ha primado es la necesidad de sacar el mayor número posible de viviendas».

El consejero de Obras Públicas, José María Mazón, subrayó la importancia de esta actuación, que «supone la primera promoción de vivienda pública iniciada esta legislatura», y la relevancia de su construcción en Torrelavega, «uno de los principales puntos del Plan de Acción Besaya 2016-2018». Mazón agradeció, además, la colaboración mostrada «en todo momento» por el Ayuntamiento en relación con la puesta a disposición de los terrenos. El consejero dijo que el objetivo es doble en una ciudad especialmente castigada por la crisis: atender las necesidades de vivienda y generar actividad económica. También señaló que su departamento apuesta por las viviendas en alquiler y que el esfuerzo financiero para realizar esta promoción es «grande».

Quince pisos de protección en una parcela de El Zapatón

El Gobierno de Cantabria quiere realizar otra promoción de pisos de protección oficial en la ciudad. El lugar elegido es una parcela de su propiedad situada en el barrio El Zapatón, cerca de la confluencia de la Avenida de la Constitución y la calle Augusto González Linares, ahora utilizada como aparcamiento público en superficie. En ella proyecta construir un edificio de cinco plantas, en las que se habilitarán 15 viviendas. Una vez obtenida la licencia municipal de segregación, el Ejecutivo regional cederá la parcela a Gesvicán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos