«La onda expansiva nos empujó como en las películas. No nos pilló dentro por unos segundos»

Estado en el que quedó el edificio y la carnicería./Luis Palomeque
Estado en el que quedó el edificio y la carnicería. / Luis Palomeque

Los agentes de la Policía Nacional evacuaron la carnicería Sito, de Barreda, justo antes de que ocurriera la explosión

D. MARTÍNEZ SANTANDER.

El fuego y la posterior explosión que, durante la madrugada del sábado, afectaron a la carnicería Sito, de Barreda, causaron importantes daños materiales en este tradicional negocio y algunas heridas leves en los agentes que intervinieron y en los propietarios. Nada grave en comparación con lo que podía haber sido si uno de los efectivos de la Policía Nacional de la Comisaría de Torrelavega no hubiera desalojado el local, donde justo antes de la deflagración los dueños trataban de apagar las llamas con extintores. «Oí un ruido raro y les dije que salieran. No nos pilló dentro por unos segundos», asegura el profesional que, junto a sus compañeros, fue el primero en llegar debido a que estaban realizando otra intervención por la zona.

Estaban abandonando ya la carnicería cuando notaron la explosión por la espalda de tal manera que «la onda expansiva nos empujó como en las películas. Veíamos como volaban cristales y de todo». Uno de los agentes sufrió cortes en la pierna. Por suerte tenían las zonas más sensibles protegidas por los chalecos. Tras comprobar que estaban bien, su mayor preocupación era el estado de las personas que se encontraban en el edificio -la carnicería ocupa el bajo-. «Tuvimos miedo porque la siguiente planta estaba muy afectada, pero los dueños nos dijeron que allí no vivía nadie y la gente se encontraban en el siguiente piso», apunta el agente, que en dos décadas en el cuerpo no recuerda haber vivido una situación tan peligrosa.

En el suceso también actuaron dos dotaciones del parque de bomberos de Torrelavega y otra más de Santander. Al parecer, el incendio se originó por un cortocircuito y, a su vez, éste provocó la explosión de unas bombonas de butano.