El plan de asfaltado de Viérnoles permite mejorar cinco viales en tres barrios

Uno de los viales en los que ha concluido la renovación de la capa de rodadura. /Luis Palomeque
Uno de los viales en los que ha concluido la renovación de la capa de rodadura. / Luis Palomeque

Las obras, paradas desde hace varias semanas por problemas técnicos, se reanudarán a principios de julio

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

El Ayuntamiento de Torrelavega está llevando a cabo un nuevo plan de asfaltado, esta vez en Viérnoles. Las obras, paradas desde hace varias semanas por problemas técnicos, se reanudarán a principios de julio, según ha informado el nuevo alcalde, Javier López Estrada. Los trabajos fueron adjudicados a la empresa Senor en 111.876 euros y permiten mejorar cinco viales de tres barrios de la localidad. Concretamente, tres en Radillo, uno en El Hoyo y otro en Hoz.

Las obras consisten en la reparación y pavimentación de varios tramos de capa de rodadura de la calzada actual, así como la realización de pintura vial y la instalación de señalización vertical, lo que «permitirá minimizar los costes de mantenimiento de cara al futuro». López Estrada subraya que se trata de una «actuación necesaria» para mejorar la seguridad del tráfico y disminuir los costes de mantenimiento que generan los viales en mal estado. A la ejecución de este proyecto, que tiene un plazo de obra de dos meses, optaron un total de siete empresas.

El nuevo pedáneo de Viérnoles, Eduardo Trueba, ha señalado que los trabajos quedaron paralizados el mismo día de las elecciones municipales, el 26 de mayo, y que solicitó a la empresa adjudicataria que señalizase mejor los tramos en obra para evitar accidentes. En este sentido, el alcalde de Torrelavega ha explicado que se están tratando de resolver diferencias con «las cotas de unas tapas que hay que recrecer y cuestiones similares». Según López Estrada, los trabajos se reanudarán en la primera semana de julio y quedarán terminados en esos primeros días del nuevo mes.

Este plan de asfaltado es continuidad del que se llevó a cabo el año pasado en el barrio de La Inmobiliaria. Una vez pavimentada la zona que faltaba en el aparcamiento público de La Carmencita, los trabajadores de la empresa Asfín, adjudicataria de las obras, se centraron después en la calle Julián Urbina y la parte que quedaba sin asfaltar en el aparcamiento gratuito de Pintor Varela. Los trabajos, que tenían un presupuesto de 83.000 euros, concluyeron en la calle La Zarzuela.

El presidente de la Asociación de Vecinos Río Indiana, Gonzalo Llamosas, mostró su disgusto porque las obras solo se realizaron en un tramo de la calle Julián Urbina, concretamente el comprendido entre Ceferino Calderón y Juan XXIII, en lugar del vial «completo». Preguntado por estas críticas, el entonces concejal del área, Javier López Estrada, respondió que su departamento actuaba en base a lo que dictaminan los técnicos, que «creen que el tramo que falta se encuentra en un estado aceptable».