La Policía Local de Torrelavega incorpora lectores de microchips de mascotas

La Policía Local de Torrelavega incorpora lectores de microchips de mascotas
Luis Palomeque

Este sistema esta dirigido a reducir los casos de abandono o extravío de los animales

DM .
DM .Santander

La Policía Local de Torrelavega ha incorporado hoy a su equipamiento técnicos los primeros cinco lectores de microchips de mascotas, que han supuesto un gasto para el Consistorio de unos 1.000 euros, y que están destinados a reducir los casos de abandono o extravío al poder identificar a los dueños.

Hasta el momento, estos lectores solo estaban a disposición del veterinario municipal y el centro de recogida de animales contratado por el Ayuntamiento, y los nuevos entregados a la Policía Local estarán en servicio la próxima semana una vez los agentes sean instruidos en su uso.

En la presentación de los nuevos equipos, el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, ha señalado que se trata de garantizar la seguridad de las mascotas (perros, gatos y hurones) y de hacer cumplir los contenidos de la ordenanza de bienestar animal en el municipio, y reducir el abandono de animales«.

Cruz Viadero ha explicado que, de forma inicial, son cinco los lectores de microchips adquiridos por el Ayuntamiento, como «un primer paso» en el cumplimiento de la normativa que obliga a identificar perros, gatos y hurones a partir de los tres meses de edad.

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente, José Luis Urraca, ha avanzado que con la adquisición de estos nuevos lectores de microchips se pretende contribuir a garantizar que la normativa se cumple y, en caso de abandono, identificar de forma rápida a los propietarios de los animales.

Además, ha recordado la prohibición de poseer o mantener animales de compañía sin identificar y registrar cuando dicho registro venga obligado por la normativa sectorial correspondiente, como es el caso de los perros, los gatos y los hurones.

A su vez, el veterinario municipal, Isaac Bolado, ha subrayado que esta identificación es «esencial para evitar el abandono» y también porque los dueños de perros, gatos y hurones «tienen unas responsabilidades y deben ir identificados para relacionarlos directamente con sus titulares».

Ha resaltado que los lectores adquiridos ahora por el Ayuntamiento de Torrelavega sirven para leer los microchips subcutáneos, que contienen un código que permite la identificación de animales.

Así mismo, estos lectores están diseñados para pasan por encima del cuerpo del animal y leer el código de aquellos microchips implantados por veterinarios colegiados e identificadores autorizados.

Luis Palomeque