La reforma integral de la calle Paseo del Niño concluirá antes del verano

Los trabajos causan las lógicas molestias, especialmente a los peatones. /Luis Palomeque
Los trabajos causan las lógicas molestias, especialmente a los peatones. / Luis Palomeque

El Ayuntamiento y el Gobierno de Cantabria cofinancian la obra, que pone fin a una histórica demanda vecinal

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOTorrelavega

La reforma integral de la calle Paseo del Niño sigue los plazos establecidos y concluirá antes del verano. Se trata de una de las demandas más reiteradas por los vecinos de Torrelavega en las últimas décadas. En enero se inició la fase más importante y última de la obra, que permitirá completar la renovación de esta céntrica la calle y, sobre todo, la mejora de la seguridad vial, dado que carecía de aceras en algunos tramos. «Todo va bien, la obra se desarrolla según lo planificado», ha señalado el concejal del área, Javier López Estrada.

Los trabajos comenzaron esta legislatura y se han ido realizando por fases. La urbanización del tramo más peligroso, el comprendido entre el paso a nivel de FEVE y la glorieta de Julio Hauzeur, fue ejecutado por la Consejería de Obras Públicas. Una vez finalizado el largo proceso de expropiación de terrenos, el Ayuntamiento construyó dos tramos de aceras. A principios de este año se iniciaron los trabajos entre las vías del ferrocarril y Pablo Garnica, unos 300 metros que están siendo dotados de aceras, iluminación, nuevas redes de saneamiento y abastecimiento de agua, canalización eléctrica...

En cifras

338.000
euros es el importe de adjudicación de la última fase de la obra a la empresa Senor.
300
metros es la longitud del tramo sobre el que se está actuando, entre las vías de FEVE y la calle Pablo Garnica.

La obra fue adjudicada a la empresa Senor en 338.000 euros, tiene un plazo de ejecución de cinco meses y es cofinanciada por el Gobierno de Cantabria (70%) y el Ayuntamiento de Torrelavega. El entonces consejero de Obras Públicas, José María Mazón, visitó en enero el comienzo de los trabajos en compañía del alcalde, José Manuel Cruz Viadero, y el primer teniente de alcalde, Javier López Estrada, así como representantes de la Asociación de Vecinos Paseo del Niño.

El proyecto más «llamativo»

Mazón dijo que quizá era la obra más «llamativa» de las tres que cofinancia este año su exdepartamento en Torrelavega (también se está realizando la mejora de la carretera de La Montaña y la semipeatonalización de las calles Ancha y Carrera). «Es una demanda antigua de los vecinos y del propio Ayuntamiento -explicó-. Hicimos un primer tramo, el más peligroso, para llegar hasta las vías, y el Ayuntamiento hizo otras dos fases y ahora ha contratado el resto».

El exconsejero recordó que esta actuación se «aprovecha» para cambiar «todas las instalaciones que se han quedado obsoletas», como las redes de abastecimiento y suministro de agua, a las que ahora se añaden otras canalizaciones, entre ellas la de aguas pluviales. «Es un nuevo paso hacia la modernidad. Es una obra que hacía mucha falta y el Ayuntamiento ha acertado con su solicitud. Esperamos que se termine bien y que podamos verlo acabado antes de que termine la legislatura», concluyó.

El alcalde mostró la satisfacción del equipo de gobierno (PSOE-PRC) por la ejecución del proyecto: «Esto significa finalizar las obras del Paseo del Niño, concretamente el tramo comprendido entre las vías y Pablo Garnica. Es una actuación integral, una obra para los próximos 50 años. Era una lucha de los vecinos y del Ayuntamiento, porque es una calle transitada, la más peligrosa, especialmente para los peatones, porque no tenía aceras». «Es una de las obras más demandadas en Torrelavega -agregó Cruz Viadero-, en la que yo destacaría la seguridad vial. Había mejorado últimamente y este es el punto final. Es una de las veces que más se ha tardado en atender a los vecinos, hay que reconocerlo, pero ahora acabaremos con el problema de seguridad».