Zuloaga 'pasa revista' al dispositivo de seguridad de La Patrona

Presentación en el Bulevard Demetrio Herrera/Luis Palomeque
Presentación en el Bulevard Demetrio Herrera / Luis Palomeque

El Bulevar Demetrio Herrera ha sido el escenario de la presentación pública con agentes a caballo, motoristas y guías caninos

DM .
DM .Santander

Unidades especiales de Caballería, procedentes de Madrid, junto a la plantilla habitual de Torrelavega y parte de la de Santander, agentes a caballo, integrantes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y guías caninos han formado hoy en el Bulevar Demetrio Herrera de Torrelavega donde el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, ha realizado una inspección/presentación del dispositivo especial organizado para las fiestas patronales de la Virgen Grande que empezaron hace cinco días. El operativo se mantendrá activo hasta el domingo, cuando concluyan los eventos festivos.

Zuloaga ha estado acompañado del alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, y del jefe superior de la Policía, Héctor Moreno para presentar públicamente el dispositivo ante la mirada de decenas de ciudadanos.

En un encuentro con periodistas, Cruz Viadero ha asegurado que el objetivo es que los ciudadanos disfruten de las fiestas y de los espacios públicos «con total seguridad», a la vez que ha destacado el «importantísimo refuerzo» de los agentes y el trabajo que realizan durante estos días. El alcalde ha destacado que los agentes a caballo patrullarán las calles durante todos los días que duren las fiestas y que el resto de fuerzas lo harán en aquellos momentos de máxima afluencia, tales como conciertos o el desfile de la Gala Foral.

Por su parte, Zuloaga ha resaltado que el botellón es uno de los ámbitos en el que los integrantes del dispositivo reforzarán su actuación para «evitar que algunas actitudes empañen el ambiente festivo», aunque, según ha dicho, «no es un problema local» de Torrelavega, sino «un problema habitual y social». El delegado del Gobierno ha instado a abordarlo «conjuntamente» desde administraciones como los ayuntamientos, el Gobierno de Cantabria y el Estado, ofreciendo «salidas» y alternativas de ocio juvenil.

Sin embargo, ha recalcado que erradicar este tipo de conductas «es una responsabilidad de todos», por lo que también se debe abordar en las «propias casas». «Los que están en la calle son nuestros chicos», ha recalcado.