Reinosa abre el 1 de marzo el hospital que ha reivindicado durante 25 años

Una de las 20 habitaciones, con capacidad para dos camas. ::                             R. RUIZ/
Una de las 20 habitaciones, con capacidad para dos camas. :: R. RUIZ

Ha costado, pero por fin hay una fecha de apertura para el Hospital Tres Mares de Reinosa. A partir del 1 de marzo, el nuevo centro prestará servicio a 21.000 vecinos de la zona de Campoo y Los Valles

MARTA SAN MIGUELSANTANDER.

Las sillas en las que se sentarán los médicos a pasar consulta aún tienen colgada la etiqueta. Todo nuevo. Incluso la máquina de café de la cafetería está embalada con plástico. Sin estrenar. Así se presentó ayer a los medios de comunicación el hospital Tres Mares, que por fin pone fecha definitiva a su apertura, demandada durante 25 años en la comarca.

El 1 de marzo comenzará a funcionar y a prestar servicio a los 21.000 vecinos que habitan la zona de salud correspondiente a Campoo y Los Valles. En total, 11 municipios se beneficiarán de las prestaciones del nuevo centro sanitario, que será inaugurado oficialmente por el presidente regional Miguel Ángel Revilla el 12 de marzo. Ayer, los primeros en recorrer los pasillos del Tres Mares, en el que se han invertido más de 20 millones de euros, fueron las autoridades políticas regionales y locales, representantes de las empresas encargadas de la obra así como personal médico que se responsabilizará de la gestión del centro. Pero antes de su apertura oficial al público, desde el 15 y hasta el 17 de febrero lo podrán conocer también los cántabros que se apunten a las jornadas de puertas abiertas que está programando la Consejería de Sanidad, que va a facilitar transporte gratuito hasta Reinosa.

Con gigantescos ventanales que ofrecen luz natural en todos los rincones del centro sanitario, su arquitectura parece haberse plegado a las necesidad sanitarias que demanda la medicina, ahora habrá que esperar a ver cómo recibe el día a día de Campoo y sus habitantes, detectar necesidades y comprobar el funcionamiento de toda la tecnología punta con la que están equipadas las salas de consulta, radiología y los quirófanos.

Retraso

Todo está por estrenar, tanto es así que en la parte trasera del edificio se veía ayer una montaña de cajas de cartón de diversas marcas de pantallas y ordenadores apiladas en un contenedor de reciclaje al aire libre. El retraso de las obras no eximió ayer la visita institucional encabezada por la vicepresidenta Dolores Gorostiaga y el consejero de Sanidad Luis María Truan de un ambiente de celebración, ya que la apertura del Tres Mares «representa el cumplimiento de un compromiso adquirido por el Gobierno de Cantabria con la comarca», justificaba ayer la vicepresidenta.

Ese «compromiso» ha sorteado un retraso provocado por la aparición de restos arqueológicos y por la modificación del proyecto inicial, que fue ampliado en cerca de 600 metros cuadrados, según el Gobierno. No obstante, ese retraso se remonta a la década de los 80, cuando Reinosa comenzó a clamar por un hospital que les salvara de recorrer Las Hoces para recibir atención médica, sobre todo en casos de urgencia. El alcalde de la localidad, José María Barrio, que como anfitrión acompañó ayer a los miembros del Ejecutivo en la visita, no olvida las constantes reivindicaciones de los ciudadanos de Campoo y por eso agradeció al Ejecutivo que cumpliera su compromiso «superando además nuestras expectativas». El alcalde de Reinosa reconoció que en la comarca están «expectantes»: «Queremos ver cómo funciona el hospital, pero estamos seguros en las buenas prácticas que va a desarrollar todo el personal sanitario que hará posible que sea un centro de referencia y que de respuesta a las demandas».

Por su parte, el consejero de Sanidad señaló que el nuevo Hospital Tres Mares es un ejemplo de la apuesta de su departamento por mejorar la calidad de los servicios sanitarios.

Servicio a Castilla y León

Sobre la posibilidad de dar cobertura a poblaciones de otras provincias, Truan indicó que, una vez abra el hospital, «estará en disposición de atender a personas tanto de Cantabria como Castilla y León porque la cohesión del sistema nacional de salud así lo establece. Lo que entiendo que demandará la población de la comunidad vecina será atención de urgencias, porque la asistencia programada la tienen garantizada en Alar del Rey o Aguilar de Campoo».

En ese sentido, el consejero aseguró ayer a este periódico que a partir del 1 de marzo «podrán venir aquí sin ningún problema. No es preciso para eso hacer un convenio específico, sino que hay que abrir el hospital, ponerlo en marcha gradualmente y a lo largo del tiempo veremos las posibilidades». Según Truan, «por nuestra parte no hay ningún problema, no pondremos ninguna traba, tenemos buenas relaciones de vecindad y creo que es lo razonable».

El Hospital Tres Mares está dotado con 20 habitaciones individuales con capacidad de desdoblarse en habitaciones dobles y ampliar a 40 el número de camas. También dispone de un área de urgencias, con servicio las 24 horas todos los días del año. El bloque quirúrgico dispone de dos quirófanos, sala de preanestesia y las correspondientes zonas de recepción, acceso y circulación de pacientes y personal hospitalario. El área de biotecnología, y el área de rehabilitación y fisioterapia, ubicada en la planta semisótano, son otras dependencias con que cuenta el nuevo hospital.

Las consultas externas se instalan en tres cuerpos, incluyendo la extracción de muestras. Un cuerpo para consultas médicas, otro para consultas de cirugía y el más próximo al vestíbulo principal para traumatología y extracciones. Esta área dispondrá de una estructura física que facilite las consultas de alta resolución.

El centro cuenta también con la Unidad de Documentación Clínica, dotada con un archivo de historias clínicas, farmacia hospitalaria y la Unidad de Atención al Paciente, que realizará la atención directa al público. Además, la gestión de la Admisión Central y de Urgencias del Centro, completan las áreas funcionales del centro. Las instalaciones del nuevo hospital Tres Mares han sido proyectadas para permitir futuras ampliaciones.

 

Fotos

Vídeos