San Valentín, entre el amor y el negocio

Las parejas están llamadas a celebrar este domingo el Día de los Enamorados, una fecha esperada por unos y poco valorada por otrosDÍA DE LOS ENAMORADOS

LETICIA MENA

Por si alguien no se ha enterado, el domingo es San Valentín y, como todos los años, un gran número de negocios se prepara para hacer su agosto en pleno febrero. Para muchos no deja de ser una cita con la ñoñería, pero para otros es el momento de demostrar a sus parejas lo que en el día a día se les pasa por alto. Este año cae en domingo, así que no hay excusas laborales para no celebrarlo como la tradición manda. De hecho serán también muchos los que esperen que sus parejas se hayan comido la cabeza y les sorprendan con un regalo original. Las tiendas de Santander pregonan desde sus escaparates la efeméride y ofrecen ideas y buenos precios para convencer a los transeúntes de lo oportunos que son sus productos para emocionar a sus amados. Escapadas románticas, joyas, bombones, cenas a la luz de las velas, jornadas relajantes en un balneario o un socorrido perfume son las ideas que cada año terminan envueltas con una mezcla de ilusión y sorpresa. Este año, además, las ofertas colapsan los correos electrónicos, así que quien no tenga un detalle con su pareja será porque realmente San Valentín le parezca un día absurdo creado por unos grandes almacenes.

Durante toda la semana las empresas que se dedican a hacer encuestas también se han llevado un 'pico' gordo sonsacando a los españoles qué van a hacer o qué van a regalar a sus parejas. Un 58% asegura públicamente que no celebrará el Día de San Valentín y seis de cada diez consideran la celebración una fiesta comercial, frente al resto que la califica equitativamente como «un buen momento para demostrar el amor», «una fiesta cursi, ñoña y con poco sentido» o «una fiesta que me gusta y celebro todos los años». Y como siempre y como en todo, para gustos, los colores.

Según una de las últimas encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas, el 75% de los españoles cree que si el amor es sincero «puede con todo» y el 63,1% opina que «la pasión amorosa puede durar toda la vida». Para los expertos estas afirmaciones no son tan categóricas. La autora de 'Amor puro y duro', Pilar Varela, cree que «el amor puro existe pero es breve y fugaz» y que el amor eterno, como mucho, dura tres meses. También opina que la convivencia es «una mala hierba para el amor», lo que no significa que haya que evitarlo.

No tan extremista se muestra el sexólogo cántabro Carlos San Martín, que le da un poco más de vida a la pasión: «si por ella entendemos enamoramiento, su fecha de caducidad ronda entre el primer y segundo año a lo sumo, pero la pasión en determinados momentos o situaciones se puede y se debería mantener de forma indefinida, buscada y generada por los dos miembros de la pareja».

El amor cambia

Además, San Martín comenta que un vínculo amoroso satisfactorio puede durar toda la vida «pero va variando y probablemente esa sea la clave: Saber adaptar nuestras necesidades emocionales a los cambios que experimentamos a lo largo de los años». Para resumir sus creencias, Pilar Varela recuerda una frase que escuchó al catedrático Mariano Yela cuando estudiaba Psicología: «El amor no es necesario para vivir, pero sí es necesario para que merezca la pena vivir». Y Carlos San Martín recurre a Nietzche para explicar que «siempre hay un poco de locura en el amor y un poco de cordura en la locura».

Navegando entre las encuestas aparece una que asegura que «uno de cada cinco españoles prefiere pasar el Día de los Enamorados con su mascota en lugar de con su pareja». La original pregunta se ha realizado, según dicen, a cerca de 24.000 personas de 23 países y el resultado final revela que los franceses y los mexicanos son los más vulnerables a las flechas de Cupido.

En España, el amor existe y se ve en las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística, que indican que 193.064 parejas se dieron el sí quiero durante 2008. Ese mismo año, 118.939 matrimonios decidieron seguir cada uno por su lado y firmaron la separación o el divorcio. Como dice Varela, «todos estamos capacitados para querer, otra cosa es que sepamos ponerlo en práctica».

Pero dejando al lado las teorías y las cifras, lo importante de San Valentín es llevar a la práctica todo lo que los gurús del amor dicen que funciona.

Joyas, una opción

Regalar una joya es una de las opciones aunque según la Asociación de Joyeros Relojeros y Plateros de Cantabria cada vez hay menos personas que barajan esta opción. Dicen que los jóvenes eligen chapas y cadenitas de plata o alianzas de oro para sus parejas, y aseguran que para tener un 'detalluco' basta con tener unos 50 euros.

Los floristas, mosqueados

Otra opción son las flores. En Ciriaco además de preparar centros y ramos sin descanso, han dejado un hueco para la imaginación y la pasión, así que hoy, viernes, y mañana, sábado, el escaparate de la tienda se convertirá en un curioso escenario en el que la compañía de teatro 'Huellas de paz' interpretará 'Veinte declaraciones de amor y una canción desesperada'. Los dos días habrá tres pases de la representación a las 18.00, a las 19.00 y a las 20.00 horas.

Este año muchos floristas están que trinan porque una conocida marca de electrodomésticos ha salido por peteneras diciendo 'Por San Valentín no se lo digas con flores, sino con televisores'. El sector de las flores catalán considera una «falta muy grave de ética profesional» y muestra poco respeto hacia otro sector que también debe vivir de la venta de su producto. Aun así, este fin de semana serán muchos los que compren flores, especialmente rosas rojas, lo que supondrá un 14% del total que se venden al año. Esta cifra ocupa el tercer puesto en un ránking encabezado por las ventas de Todos los Santos (20%) y del Día de la Madre (17%). Pasar un fin de semana en un balneario y dedicarse al amor y al relax no es tampoco mala idea. El de Solares y el de Puente Viesgo, el del Hotel Real, el Spa Oriental o el Aquacenter Alday ofrecen programas y precios especiales para las parejas que quieran darse un capricho.

Cuidar del otro

Los perfumes y los bombones son también muy socorridos y la ropa interior «sofisticada, sexy y fina» es otro de los regalos estrella para celebrar la efeméride. De hecho, el estudio del CIS revela que el 93% de los españoles cree que «una relación sexual satisfactoria contribuye de manera muy o bastante importante a que una pareja viva feliz».

Se celebre como se celebre, el domingo será San Valentín y el lunes los corazones de los escaparates desaparecerán. Pero tal y como asegura la psicóloga Pilar Varela, «el ser humano nace dotado para el cariño. Todos estamos capacitados para querer, pero otra cosa es que sepamos ponerlo en práctica».