El dedo rebelde

Acoso. Julianne Moore no pudo resistir el asedio de la prensa y obsequió  a las cámaras con su dedo corazón.                        Reivindicación. Johnny Cash agradeció el nulo apoyo recibido con una foto haciendo la peineta.                        Segunda. La medalla de plata que Judith Arndt logró en los Juegos Olímpicos de 2004 no fue suficiente para ella.                        Ironía. Billy Bob Thornton bromeó con los periodistas en la presentación del filme 'Bad Santa' en el Festival de Cannes.                        Polémica. El ministro italiano Umberto Bossi causó un gran revuelo al sacarle el dedo al himno de su país./
Acoso. Julianne Moore no pudo resistir el asedio de la prensa y obsequió a las cámaras con su dedo corazón. Reivindicación. Johnny Cash agradeció el nulo apoyo recibido con una foto haciendo la peineta. Segunda. La medalla de plata que Judith Arndt logró en los Juegos Olímpicos de 2004 no fue suficiente para ella. Ironía. Billy Bob Thornton bromeó con los periodistas en la presentación del filme 'Bad Santa' en el Festival de Cannes. Polémica. El ministro italiano Umberto Bossi causó un gran revuelo al sacarle el dedo al himno de su país.

La peineta de Aznar sólo es la última de una larga lista de famosos que han mostrado sus desplantes con tan singular gesto

Rápido, directo y con un significado universal. Hacer la peineta, la peseta, una butifarra, sacar un dedo... Da igual la expresión. El gesto no da pie al error: mandar al enemigo a freír espárragos, por decirlo suavemente. No existe en el mundo un insulto tan reconocido por todos. Que se lo pregunten a Aznar cuando el jueves pasado no pudo reprimir su cabreo ante las recriminaciones de un grupo de estudiantes de la Universidad de Oviedo. Su dedo corazón se levantó enérgico mientras miraba al tendido... sonriendo. La foto ha dado la vuelta a España dejando un espectacular rastro de reacciones políticas y comentarios, sobre todo en Internet; unos criticando la grosería, otros justificándola.

Aznar ha sido el último en caer en la tentación de dedicar un dedo a sus críticos. Deportistas, artistas, famosos varios y, por supuesto, políticos han regalado a los paparazzis valiosas estampas de esos dedos rebeldes, que ya formaban parte de la cultura de la ofensa en la Antigua Roma. Ni siquiera el Rey ha podido evitarlo, aunque lo hizo de forma muy sutil durante una pitada que sufrió en Vitoria en el año 2004.

Significados

Hay peinetas y peinetas. No es lo mismo hacerla con la mano derecha que con la izquierda, como fue la del monarca o el ex presidente del Gobierno. «Los gestos que se realizan con la mano izquierda son espontáneos, no se reflexionan», matiza María José Arlandis, sinergóloga -estudia los gestos que realizamos inconsciente y semiconscientemente- y experta en comunicación no verbal. Aunque eso no resta un ápice al enfado y tensión que sufrieron. Sus músculos y rasgos faciales los dejan sin coartada emocional en estos casos, como explica la especialista.

Más enérgico se mostró Luis Aragonés allá por 1992 durante un partido del Atlético de Madrid. Su explicación dio incluso más juego: «No tiene nada que ver una peineta, que es lo que yo he hecho, con un corte de mangas. Lo primero es un gesto típico español, y lo segundo, una ofensa». Fabio Capello o Guti lo acompañan en el ránking futbolístico, donde no faltan ejemplos polémicos destinados a multitudinarios estadios.

En tono reivindicativo

Unos años antes de morir, el legendario Johnny Cash también se dio el gusto de deleitar a todos los críticos con su dedo corazón. Su disco 'Unchained' (1996) recibió muy poca promoción por parte de las emisoras de country, pero aun así se llevó el Grammy. Una foto donde sobresalía su peineta agradecía el nulo apoyo recibido. Menos reivindicativo se mostró Keith Richards, al que la prensa cogió en un renuncio... al igual que a Lolita ¡a la salida de un supermercado!

La furia de Naomi Campbell también se transmitió a través de este gesto cuando descubrió a unos fotógrafos alrededor del yate de Dolce&Gabbana mientras tomaba el sol. Más amigos de la peineta: Billy Bob Thornton, George Bush, Avril Lavigne, Drew Barrymore, Julianne Moore, Cameron Díaz, Britney Spears, Kirstie Alley, Courtney Love, Jim Carrey... y los solitarios dedos que quedan por ver. Tanto nacionales como internacionales. Algunos incluso a dos manos. ¿Una buena defensa ante un ataque?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos