Las batidas aplazadas en la Reserva dejan la cifra de capturas en 1.144 ejemplares

F. F.-C.SANTANDER.

Las batidas que fueron aplazadas en su día por la presencia de osos en algunos lotes, sobre todo en la parte alta de la comarca lebaniega, se han celebrado ahora, con la temporada prácticamente finalizada. Como es lógico, las cuadrillas que en su momento no pudieron cazar en los montes que tenían asignados eligieron, como compensación, algunos de los mejores lotes de la Reserva. Y bien que se ha notado.

Por ejemplo, durante el último fin de semana, se cazaron los montes de Bicobres Norte y Sur, dos de los más productivos de la comarca lebanienga en la recién finalizada temporada. Las previsiones se cumplieron y en ambos se alcanzó el cupo establecido, es decir, las cuadrillas añadieron a su cuenta ocho jabalíes cada una. Previamente, los montes de Arabedes, Barcenilla Carrascal y Robla Subiedes también pusieron su granito de arena en esta buena campaña.

A un paso del récord

En total, y una vez celebradas todas las batidas aplazadas, la cifra total de capturas ha sido de 1.144 suidos, es decir, sólo 28 menos que la campaña anterior, en la que se marcó el récord de la Reserva del Saja. Los fuertes temporales que afectado a Cantabria durante los dos últimos meses han provocado que se perdieran numerosas batidas o que, en otros casos, se tuvieran que celebrar entre semana, con los consiguientes problemas que esto supone, sobre todo a la hora de contar con el número suficiente de cazadores para batir los montes con garantías, algo que ha tenido una influencia directa en que no se haya podido alcanzar el récord, aunque eso sí, la campaña ha sido, en cualquier caso, magnífica.

Fotos

Vídeos