La Fiesta de la Gaita es mía

La VIII edición se trasladará a Comillas, ya que la asociación considera que se han apropiado de la fiesta sin contar con los promotores ADIC acusa al alcalde de Val de San Vicente de «plagiar» este evento

MARGARITA FERRANDIS
Banda de gaitas en el pasacalles por Unquera con motivo de la séptima edición de esta fiesta. ::                             V.C./
Banda de gaitas en el pasacalles por Unquera con motivo de la séptima edición de esta fiesta. :: V.C.

La Fiesta de la Gaita Cántabra tendrá este año dos escenarios: Comillas y Unquera. Pero sólo el primero celebrará este evento con la 'etiqueta' de octava edición; en Unquera, dicen desde la Asociación para la Defensa de los Intereses Cántabros(ADIC), lo que harán es un «plagio» de esta popular fiesta. Y es que este año las gaitas soplarán cargadas de polémica.

El Ayuntamiento de Val de San Vicente ha decidido organizar la fiesta de la Gaita Cantabra de forma unilateral sin contar con ADIC, promotores e impulsores de este evento desde sus orígenes. Un hecho que ha llevado a la junta directiva de la asociación a entablar contactos con distintos ayuntamientos de la zona occidental para buscar una nueva localización para esta fiesta, siendo Comillas el escenario escogido. A juicio de ADIC, la villa ofrecía «las mejores garantías por múltiples motivos, entre los que sobresalía el magnífico escenario de la campa de Sobrellano».

Hasta la fecha, las siete ediciones anteriores se habían desarrollado en Unquera. Este acontecimiento, que en sus orígenes nació con la idea de profundizar en la divulgación de la gaita cántabra, encontró en Val de San Vicente, un municipio fronterizo, el lugar ideal para su celebración. Según cuentan desde ADIC «la idea de la fiesta fue rápidamente aceptada por su alcalde, Miguel Ángel González Vega, y durante estos siete años la colaboración ha sido mutua hasta consolidar la fecha y convertirla en un referente en el mundo de la música tradicional».

Pero este año las cosas han cambiado y, según la asociación, el Ayuntamiento de Val de San Vicente ha decidido prescindir de los promotores y organizar la fiesta por su cuenta.

La de Unquera, «un plagio»

ADIC entiende que la fiesta es de su titularidad, «como así reconoce el Ayuntamiento en sus comunicados y en las web oficial de la misma», por lo que el evento que organice Val de San Vicente será, en todo caso, similar cuando no «plagiada». Por ello, subrayan, nunca podrá llevar el distintivo de octava edición.

Los contactos con la alcaldesa de Comillas, María Teresa Noceda, para celebrar esta fiesta se iniciaban esta misma semana y según informa ADIC «su predisposición fue muy positiva desde el comienzo». No obstante, Noceda advirtió que, «dentro del escenario de restricción presupuestaria que vive el Ayuntamiento, la colaboración municipal sería exclusivamente en materia de infraestructuras -agua, electricidad, escenario».

ADIC accedió a ello pues, explican, «por encima de cualquier cosa», para ellos lo importante es continuar con la fiesta y seguir difundiendo la gaita cántabra. El presupuesto que la asociación destinaba en Unquera se trasladará a Comillas, abriendo nuevas vías de financiación para poder completar un programa igual o mejor del que se venía ofreciendo.

La fecha aún por concretar

La fecha de celebración está aún por cerrar. Se ha hablado del 13 ó del 27 de junio, pero está pendiente de confirmar, ya que en días cercanos tiene lugar el festival Folk Comillas. ADIC confía en que se pueda fijar la fecha en las próximas semanas para empezar a desarrollar el programa de actos que incluirá: pasacalles, concursos, mercados tradicionales, muestras etnográficas, degustaciones gastronómicas y, por supuesto, actuaciones musicales centradas en la gaita cántabra.

Fotos

Vídeos