'Gandaruca', el ciclista trepador que pudo con Berrendero

Con la muerte del torrelaveguense José Gándara Villegas se va uno de los mejores escaladores de los años 40

SUSANA ECHEVARRÍASANTANDER.
José Gándara, durante sus años como corredor. ::
                             DM/
José Gándara, durante sus años como corredor. :: DM

Ganó 500 pesetas de prima y fue la 'figura del día' en las páginas deportivas de ABC un 10 de mayo de 1944 por su récord en la bilbaína Subida a Santo Domingo. Este triunfo catapultó a José Gándara Villegas hasta lo más alto del ciclismo nacional. Y es que 'Gandaruca' le arrebató el mejor tiempo al mismísimo Julián Berrendero.

'Pepe' Gándara (Ganzo, 1920) falleció el pasado jueves, a los 89 años de edad, en Torrelavega, la ciudad que le vio nacer como ciclista y en la que toda su vida regentó la tienda de deportes que llevaba su apellido. Ayer fue despedido por sus familiares y amigos y por los que recordaban como 'Gandaruca' derrochaba pundonor y valentía cuando se subía a una bicicleta.

Cuando era muy pequeño, la bici le vino casi impuesta. Sus padres tenían una carnicería y él hacía de recadero en una bicicleta vieja «pero de las buenas» según dice Armando González, cronista de muchas hazañas de deportistas cántabros y conocedor de la vida de Gándara. Así se acostumbró a pedalear y a sentir pasión por este deporte.

En 1938 comienza a correr y a ganar. El corredor de aspecto enjuto y menudo (pesaba alrededor de 45 kilos) escondía un corredor muy luchador con dotes de gran escalador. Su primera victoria importante fue en ese año 38, cuando ganó la Subida al Faro, en Santander. Un año más tarde, su triunfo en la Santander-Sarón-Santander lleva a Pepe Gándara a estar entre los mejores trepadores montañeses del momento. Algo que siguió demostrando durante los siguientes años. En el 41 fue séptimo en el Nacional de Montaña y en el 43, en el Circuito Castilla-León-Asturias gana la quinta etapa tras una épica ascensión al puerto de Pajares y con rivales como Fermín Trueba Delio Rodríguez o Bejarano. Así llegó su mejor año, 1944. Con 24 años logra su mayor éxito al vencer en la Subida a Santo Domingo y destronar como recordman al madrileño Berrendero. Pero esa temporada además consiguió ganar el campeonato provincial de Santander, el G. P. de Bilbao, el G. P. de Avilés, el Provincial de Guipúzcoa, la Subida a Aránzazu y la de Sollube. Dos años más tarde consigue, junto a Gándara y Gutiérrez, el Campeonato de España de Montaña. En el 46, los escaladores de esta tierra mandaban cuando el camino se empinaba.

Todavía le quedaba cuerda para rato, pero en 1947 se retira del ciclismo, con tan sólo 27 años y con una espina clavada: la de no poder haber terminado ninguna de las tres Vueltas a España que corrió.

Gándara dejó la bici para dedicarse al comercio y sacar adelante a los suyos. Abrió una tienda de Deportes en Torrelavega en la que el ciclismo siempre estuvo muy presente. Durante casi medio siglo, este negocio familiar ha sido su vida. En los últimos años fue un gran seguidos de una prueba como el Circuito Montañés. Gándara no se perdía nunca las presentaciones de la prueba y siempre aprovechaba la ocasión para hablar con las glorias vivas de este deporte. También recibió homenajes como el que le brindó la Asociación Amigos de Vicente Trueba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos