El Lignum Crucis salió en procesión desde Santo Toribio hasta Potes

La reliquia fue transportada, siguiendo la tradición que data del siglo XVI, desde el monasterio hasta la capital de la villa para luego regresar

PEDRO ÁLVAREZPOTES.
La Cruz es transportada por las calles de Potes por un grupo de fieles. ::
                             P. A./
La Cruz es transportada por las calles de Potes por un grupo de fieles. :: P. A.

La reliquia del Lignum Crucis, que se custodia y venera desde época medieval en el monasterio de Santo Toribio, fue trasladada ayer, bajo palio, hasta la villa de Potes, siguiendo una tradición que ya se conoce en documentos escritos desde el siglo XVI.

La procesión dio comienzo en el monasterio a las 9.45 horas. El franciscano Carmelo Ajuria llevaba la Cruz, bajo palio, que portaban los cofrades, entre los que se encontraban miembros de la Junta Directiva de la Cofradía de la Santísima Cruz. Entre ellos su presidente, Manuel Bulnes.

A las 10.15 horas, la procesión llegó a Fonfría, entrada al término municipal de Potes, donde la Cruz fue recibida por el alcalde, Javier Gómez, y vecinos de la villa. El párroco, Elías Hoyal, recibió el Lignum Crucis, que le entregó el Superior del monasterio. A continuación, la Cruz recorrió las principales calles de Potes, para llegar a las 10.45 a la Residencia de Ancianos, donde se subió a las habitaciones de los enfermos e imposibilitados para que pudieran besarla, viviéndose escenas muy emotivas.

Después de una misa celebrada en la capilla de la Residencia, la Cruz fue trasladada a la iglesia parroquial de Potes, donde se celebró una misa solemne a las 12.00 horas. Al acabar la ceremonia religiosa, y después de la bendición del sacerdote, y adoración de los fieles, la reliquia del Lignum Crucis, regresó de nuevo al monasterio de Santo Toribio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos