Una dinastía de aviadores

M. R.SANTANDER.

Juan Ignacio Pombo Alonso-Pesquera (Santander, 1913-Santander, 1985) pertenecía a una familia de aviadores. Su padre, Juan Pombo Ybarra (Santander, 1881-Madrid, 1939), fue el primero en realizar el vuelo Santander-Madrid. Obtuvo su título en Pau y su primer avión fue un Bleriot bautizado como 'San Ignacio'.

Su hermano Teodosio, también aviador, poseía la Medalla Aérea. Este ambiente familiar explica que Juan Ignacio obtuviera el título de piloto a la increíble edad de 15 años, tras ser aleccionado por su hermano Teodosio. Sólo seis horas de clase le bastaron para lanzarse solo al cielo.

Los dos hermanos fundaron años después en Bilbao una escuela de aviadores. De su buen ojo da cuenta el lugar elegido para crearla: compraron un campo de fútbol en un lugar llamado Sondica, cercano a la capital vasca. De ese primitivo campo de aviación nació en los años 50 el actual aeropuerto de Bilbao. En 1932, Juan Ignacio Pombo, con 19 años, dio la vuelta a España en avioneta realizando publicidad aérea y promocionando el veraneo santanderino.

Después del histórico vuelo trasatlántico, se trasladó a México tras ser despedido por motivos políticos de las Líneas Aéreas Postales Españolas. Más tarde, regresó sumándose al Ejército sublevado de Francisco Franco durante la Guerra Civil. Intervino en diversas operaciones militares hasta que en diciembre de 1937, tras ser dado de baja para el vuelo, pasó a dirigir diversos aeródromos.

En 1943 regresó definitivamente a México. Falleció en Santander el 5 de diciembre de 1985 y fue enterrado en el Panteón de Hombres Ilustres de Ciriego. En su honor, en enero de 2005, la compañía aérea Air Nostrum bautiza uno de sus reactores CRJ-200 con su nombre.

Fotos

Vídeos