Pedro Jado dice que la sentencia demuestra que actúa «conforme a la ley»

REDACCIÓNSANTANDER.

El alcalde de Escalante, Pedro Jado, mostró ayer su satisfacción por la sentencia que le absuelve de un delito contra el patrimonio, al considerar que el fallo judicial demuestra que «en el equipo de gobierno hacemos las cosas conforme a lo que dicta la Ley».

Tanto Jado como los concejales Pablo Oceja y Luisa Setién y el arquitecto Ricardo Fernández han sido absueltos por el Juzgado de lo Penal después de que el edil socialista, Juan José Mazón, les acusara por conceder las licencias de derribo de unos edificios protegidos, que tuvieron que ser demolidos al acometer una reforma.

«Ni el alcalde ni nadie que represente a este equipo de gobierno tenemos delito de prevaricación alguno», afirmó Pedro Jado, al tiempo que insistió en que todas las decisiones que se toman son conforma a lo que la Ley establece «y nunca con ánimo de hacer daño a nadie», como lo demuestra, insiste, su absolución y la de los dos concejales y el arquitecto municipal.