Ford desembarca en el Puerto de Santander

Operado por Bergé, las primeras unidades se esperan para el mes de septiembre y llegarán desde el puerto de Zeebrugge Satisfacción en la Autoridad Portuaria porque significa un tráfico de 30.000 vehículos al año

JOSÉ LUIS PÉREZ JLPEREZ@ELDIARIOMONTANES.ES
Línea de montaje del Fiesta en la planta de Ford en Colonia. ::
                             ROBERTO PFEIL/
Línea de montaje del Fiesta en la planta de Ford en Colonia. :: ROBERTO PFEIL

Para el Puerto de Santander fue un auténtico mazazo en el año 2007, bajo la presidencia de Javier del Olmo, perder el tráfico de vehículos de la marca Toyota. Se trataba de importaciones que luego terminaban en los concesionarios de España y Portugal. El primer fabricante del mundo, en franca trayectoria ascendente en volumen de ventas tanto en Europa como en España antes de la actual crisis, decidió establecer su logística para importación de vehículos en el Puerto de Sagunto. La medida fue adoptada desde Toyota Europa, por razones estratégicas, no por descontento con el Puerto de Santander, aunque la firma nipona cuenta con una potente factoría en Gran Bretaña. En aquellos momentos, Toyota movía por Santander cerca de 65.000 unidades, una cifra cuya pérdida resintió los balances del Puerto en este capítulo a partir de ese momento.

En octubre de 2007, Christian Manrique fue nombrado nuevo presidente de la Autoridad Portuaria y entre sus objetivos a corto y medio plazo se fijó el de recuperar algunos tráficos perdidos, bien con nuevos clientes o con nuevos operadores. En el sector del automóvil, tomando como punto de partida el alto grado de especialización del Puerto de Santander, así como su experiencia, se comenzaron a realizar gestiones para recuperar el tráfico perdido.

Gestiones desde 2008

En diciembre de 2008, ya adelantó este periódico que «Ford estudia importar coches por el Puerto de Santander». En aquellos momentos ya se contemplaba que la operación podría incrementar el tráfico que mantenía Toyota en Raos.

Transcurridos unos veinte meses, las gestiones entre la Autoridad Portuaria, la marca, el operador (Bergé) y la naviera (UECC) han fructificado y el acuerdo para que Ford comience a operar en Santander es firme. Las primeras operaciones, previstas inicialmente para el presente mes de agosto, se han fechado para septiembre.

En una primera fase, la importación de vehículos se cuantifica en 30.000 unidades procedentes de las factorías de Colonia y Saarlouis (Alemania) y Genk (Bélgica), con concentración en el puerto de Zeebrugge antes de partir al destino de Santander. En un segundo momento, la cifra objetivo general es alcanzar los 60.000 coches, de tal modo que se alcanzarían cotas semejantes a las que tenía Toyota.

La distribución desde Santander se realizará por carretera de 26.000 unidades hacia otras regiones del norte de la Península, el centro y el oeste. El resto saldrá desde la campa de los muelles de Raos por vía ferrocarril hacia La Roda de Andalucía, un punto estratégico para la distribución de automóviles en la zona sur de España y Portugal

Satisfacción en la APS

El cierre en positivo de las largas negociaciones que se han llevado a cabo con Ford y los operadores logísticos en los últimos meses ha generado una gran satisfacción en la Autoridad Portuaria de Santander (APS). Su presidente, Christian Manrique valora lo que esto va a significar tanto en volumen como para ratificar la competitividad de las instalaciones de Raos en el tráfico de automóviles.

Anteriormente el Puerto ha captado nuevos tráficos de coches gracias a acuerdo con Tata, Mercedes Benz, BMW y Mini. Otros fabricantes habituales en la campa de Raos son Chrysler, Jeep, Renault, Mitsibishi, Hyundai...

La terminal de automóviles de Raos cuenta con una superficie de 200.000 m2 y mil metros de atraque, con tres rampas ro ro y línea de ferrocarril dentro del propio Puerto. A ello hay que sumar que Santander cuenta con la certificación de calidad de Anfac (la Asociación de Fabricantes de automóviles) como puerto más valorado en la manipulación de vehículos.

Modelos

Finalmente, los modelos de Ford que previsiblemente entrarán a España por Santander serán Mondeo, Galaxy y S-MAX (Genk), Focus (Colonia) -ya que el Fiesta también se fabrica en Valencia-, y C-Max y Kuga (Saarlouis).

La multinacional americana tiene cinco plantas de turismos en Europa: Genk (Bélgica), Colonia y Saarlouise (Alemania), Tichy (Polonia) y Almussafes (Valencia, España). A nivel mundial, es el cuatro grupo en cuanto a volumen de fabricación con un total de 4,68 millones de unidades en 2009. En España, Ford matriculó el año pasado 83.855 vehículos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos