Polémica en La Sexta: negó un premio de 60.000 euros

A finales de 2009, un concursante acertó las cuatro letras al azar que le pedían para conseguir 60.000 euros en un 'call tv' de La Sexta. La presentadora, atónita, no reaccionaba. Esperaba a que alguien le dijera qué hacer. Tras unos segundos, dijo que la respuesta no era válida. El orden de las letras no coincidía con el de su tarjeta. El revuelo que se armó fue enorme. Al final, la cadena rectificó y tuvo que entregar el premio. Éste ha sido el intento de fraude más sonado. La presentadora Merxe Gimeno afirma que a ella nunca nadie le dijo qué hacer tras oír una respuesta correcta. «Yo tenía un sobre con un resultado, y si el concursante lo acertaba, se llevaba el premio. No había más. Lo mejor era no preguntar, limitarte a hacer tu trabajo». En Youtube está colgado un vídeo en el que se muestra un mismo problema matemático en dos programas diferentes. «Y en cada uno dan como buena una solución distinta».