Guerra, contra Camps: «¿Dónde estaba el robatrajes de Valencia hace 31 años?»

El ex vicepresidente defrauda a quienes esperaban un ataque al Gobierno socialista

A. M.RODIEZMO.

La ausencia de Zapatero no dejó huérfana de dirigentes socialistas la tribuna de oradores de Rodiezmo. Alfonso Guerra, otro clásico del cónclave minero -que este año cumple su edición número 31- se encargó de caldear un ambiente, más arrugado que de costumbre, con ataques irónicos y directos contra el PP. También asistieron Vicente Álvarez Areces, presidente de Asturias, y Álvaro Cuesta, entre otros.

«¿Qué le pasa a la derecha con Rodiezmo?», se preguntó Guerra en el estrado. Comentó que le extrañó ver que los informativos de la televisión pública española abrían con la noticia de que Rajoy iría a Rodiezmo «a dar la cara» si fuese Zapatero. «El indolente, perezoso, haragán y holgazán se ha levantado de la hamaca y ha dicho que quiere ir a Rodiezmo», indicó en clara alusión a Mariano Rajoy. Guerra pidió al presidente del PP que dijese a las claras cuál era su alternativa a la política económica del PSOE. «Rajoy no dice nada de lo que haría si gobernara, porque si no nadie le votaría». El representante socialista, con su habitual retranca, arremetió contra el PP por autoproclamarse como el nuevo partido de los trabajadores. «Será de los trabajadores del 'Gürtel', porque de nosotros no», lo que le valió la primera gran ovación de la calurosa mañana. Antes de que cesasen los aplausos abundó: «¿Dónde estaba hace 31 años el roba trajes, pañuelos, relojes y bolsos de Valencia».

Guerra defraudó a los que esperaban alguna diatriba contra la política económica del Gobierno. Ni tan siquiera mencionó el nombre de José Luis Rodríguez Zapatero ni valoró la convocatoria de huelga general. Un comportamiento que recordó a la máxima que defendió Felipe González en julio en un acto en homenaje a Pablo Iglesias: «Ante las dificultades, militancia».