Muere el empresario Félix Iglesias, ex alcalde de Alfoz y patrocinador deportivo

Muere el empresario Félix Iglesias, ex alcalde de Alfoz y patrocinador deportivo

El trasplante de hígado que se le practicó hace unos días en Valdecilla no tuvo el resultado esperado

VIOLETA SANTIAGOSANTANDER.

Félix Iglesias González falleció pasadas las 7.30 horas de la mañana de ayer en el Hospital Marqués de Valdecilla, donde unos días antes le había sido practicado un trasplante de hígado que no tuvo el resultado esperado. Iglesias tenía 66 años y son numerosos los ámbitos de la región en los que no necesitaba presentación: fue empresario, patrocinador de un conocido equipo ciclista y alcalde -por el Partido Regionalista de Cantabria- de Alfoz de Lloredo durante siete años.

Era, además, un hombre luchador y emprendedor que, en los últimos tiempos, llevaba con entereza la enfermedad que ha terminado con su vida. Iglesias González estaba casado con María José Calderón, con quien tenía un hijo, Roberto, que fue futbolista y llegó a jugar con el Racing. De talante muy familiar, Félix recibió un gran varapalo personal cuando murió, siendo un bebé, uno de sus dos nietos.

Iglesias había nacido en Novales, pueblo por el que sentía devoción y por el que trabajó todo lo que pudo desde el ayuntamiento. Primero, como concejal y, desde 1999, como alcalde. Sin acabar la segunda legislatura, en 2006, dimitió por motivos de salud y fue sustituido por el socialista Luis Alfonso González Llanillo, regidor hasta 2007, cuando Enrique Bretones (del PP) ganó las elecciones. Llegar a representar como máxima autoridad a su municipio había sido un sueño para él. Se sentía -y así lo confesaba siempre- regionalista hasta la médula.

En su faceta empresarial, Iglesias era conocido por llevar en Cantabria la marca Saunier Duval de calderas domésticas. Bajo este distintivo estuvo muy involucrado como patrocinador, en especial, en el ciclismo: fue el impulsor en 2003 del equipo Saunier Duval, embrión del actual Footon Servetto, que participa en la actualidad en la Vuelta a España.

Su desaparición supone un duro golpe para una familia que había perdido por sorpresa la semana pasada a otro de sus miembros: el hermano de Félix, José Luis, de 67 años, una persona también muy volcada con el ciclismo regional. José Luis murió tras sufrir un accidente cuando bajaba en bicicleta el puerto de Palombera.

Dos hermanos y una pasión

El ciclismo era la pasión de los dos hermanos que, quizá, han tenido en los últimos días un vínculo que nunca hubieran imaginado. José Luis había donado todos sus órganos al morir, mientras que Félix estaba esperando un trasplante de hígado. Al segundo se le realizó la operación al poco tiempo de fallecer el primero. Pero Félix no pudo superar el postoperatorio y murió de una hemorragia.

La familia veló ayer al fallecido en el tanatorio de El Alisal, en Santander. El funeral se celebrará hoy, lunes, a las 17.00 horas en la iglesia de Novales, tras lo cual el cadáver será incinerado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos