Un comienzo prometedor

Componentes de la cuadrilla de Jorge Cuevas, con los ocho jabalíes abatidos en el monte de Bicobres Norte. ::                             PEDRO ÁLVAREZ/
Componentes de la cuadrilla de Jorge Cuevas, con los ocho jabalíes abatidos en el monte de Bicobres Norte. :: PEDRO ÁLVAREZ

Liébana marca la pauta en lo que a capturas se refiere, aunque Campoo es la zona que mejor rendimiento ofrece en este momento Ya son 72 los jabalíes abatidos en la Reserva en sólo tres jornadas de caza

F. FERNÁNDEZ-CUETOSANTANDER.

Después de que la apertura de la temporada en la Reserva del Saja se viera marcada por las malas condiciones climatológicas, que hicieron que muchas batidas que tuvieran que verse aplazadas, durante el último fin de semana las cosas volvieron a la normalidad, es decir, hizo bueno y las batidas se pudieron desarrollar sin problemas. La repercusión de estas buenas condiciones en los resultados cosechados por las diferentes cuadrillas ha sido clara: se han abatido 55 jabalíes, una cifra realmente buena para tratarse del mes de septiembre.

Pese a que también ha habido 'ceros', algo propio de los inicios de cualquier temporada, en la mayor parte de las batidas celebradas se 'tocó pelo'. Por ejemplo, en Liébana, donde ya comienza a quedar patente que abundan los jabalíes. Y si no que se lo digan a los hombres de Jorge Cuevas, de Bedoya, que hicieron el cupo en un lote que conocen a la perfección, el de Bicobres Norte. Entre los jabalíes cazados, cabe destacar un magnífico ejemplar que dio en la báscula un peso de 107 kilos. Serafín Alles fue el afortunada cazados que se topó con este buen ejemplar.

Tampoco les fue mal a los de Agustín García, que se inauguraron la temporada en Onquemada con siete jabalíes. Con un jabalí menos se bajo de Arabedes la cuadrilla que capitanea Jesús Lucio Salces. Por su parte, el equipo de Jaime Parra abatió tres jabalíes en Dobra el Mazo.

Si en Liébana las cosas fueron más o menos bien, en otras comarcas no se quedaron a la zaga. Por ejemplo en Campoo. Los montes de Proaño (Carlos Antuñano), Abiada (José Emilio López) y Palombera Este (Luis Felipe Martínez) dieron el cupo (tres jabalíes), algo que dice mucho en favor de una comarca que, sobre todo en los primeros meses de la campaña, justo antes de que llegue el frío, suele ofrecer unos buenos resultados.

En la zona del Nansa las cosas se han desarrollado con algo más de discreción. En el lote de Casal Norte, la cuadrilla de José Delfín Gutiérrez mató cuatro cerdos salvajes. Uno menos consiguieron abatir los de Julio García el domingo en Bárcena Verdujal. Soligote, con un ejemplar abatido por los de Rodrigo Pérez, cerró la cuenta de esta comarca.

Cabuérniga dio en el último fin de semana un total de cinco jabalíes. La cosa estuvo bastante repartida. Dos se mataron en Rozalén y los otros tres se distribuyeron entre los montes de Viaña, San Cifrián y Peña Colsa. Por último, en lo que a la comarca de Valdeiguña se refiere, destacar que sólo se mataron dos ejemplares, los que cayeron en Cieza Norte a manos de la cuadrilla que capitanea Rafael Núñez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos