El incremento del IRPF afectará a cerca de 9.000 declaraciones

Cataluña, Andalucía y Extremadura también han aplicado subidas impositivas para las rentas más elevadas

ÍÑIGO FERNÁNDEZSANTANDER.

La subida del Impuesto de la Renta para las Personas Físicas (IRPF) que está preparando el Gobierno de Cantabria para aplicar en su tramo autonómico afectará a cerca de 9.000 declaraciones de la renta en el conjunto de la región, según los datos que maneja la Agencia Cántabra de Administración Tributaria. Este colectivo, que representa aproximadamente el 3,5% de las declaraciones que se emiten cada año, implica el 15,1% de los ingresos que la Administración regional obtiene por este concepto.

Para aplicarlo, el Gobierno de Cantabria contempla habilitar cuatro nuevos tipos impositivos para las rentas más elevadas, con un incremento del 0,5% para las comprendidas entre 67.000 y 80.000 euros; del 1% para las comprendidas entre 80.000 y 99.000; del 2% para las comprendidas entre 99.000 y 120.000 euros; y del 3% para las superiores a 120.000 euros.

Estos incrementos se aplican exclusivamente sobre el tramo autonómico -el otro 50% corresponde al Estado-, lo que, en la práctica, implica que la subida se reduce a la mitad. Es decir, si el Gobierno de Cantabria incrementa la cuota en un 1%, lo hace sobre su 50% y no sobre el 50% restante que corresponde al Estado. Por lo tanto, ese incremento en las cuotas de cada declaración se reduciría, de hecho, a la mitad.

Tramos nacional y regional

La gestión por parte de las comunidades autónomas del 50% de los ingresos obtenidos por el IRPF se aplicará por vez primera a partir del año 2011, en virtud del nuevo sistema de financiación acordado entre el Ministerio de Hacienda y las comunidades autónomas. Hasta ahora, las arcas regionales ingresaban el 35% de los ingresos obtenidos por el IRPF.

Con el 35% de participación en el IRPF, Cantabria tenía previsto recaudar este año 331 millones de euros, algo menos del 15% de los ingresos globales de la comunidad, que ascienden a 2.457 millones de euros. Para el año 2011, esa cifra se elevaría a cerca de 500 millones de euros, siempre que el descenso en la actividad económica y el retroceso en los ingresos de las familias no provoquen una reducción por ese otro concepto, al margen del incremento en la cuota de participación.

Comunidades socialistas

La iniciativa impulsada por la Consejería de Economía y Hacienda con el fin de incrementar la cuota para las rentas más altas de la región se enmarca en una 'filosofía fiscal' que Cantabria comparte con otras comunidades autónomas gobernadas por el PSOE.

En Cataluña, la modificación del tipo impositivo afectará a partir de ahora a las rentas superiores a 120.000 euros. En Andalucía, estos cambios condicionan a quienes disponen de unos ingresos anuales superiores a 80.000. En Extremadura, por último, el 'listón' ha quedado establecido en 60.000 euros. En cambio, la Junta de Castilla y León, con gobierno del PP, ha anunciado rebajas para el próximo ejercicio. Se aplicarán mediante la introducción de cinco nuevas deducciones en el tramo regional del IRPF.

En Cantabria, el 'corte' mediante el cual se definen las rentas susceptibles de pagar más impuestos en un escenario de crisis ha quedado situado en 67.000 euros de ingresos anuales. Como referencia, un consejero del Gobierno regional, cuyos ingresos anuales se sitúan en 66.857 euros, no se vería afectado por la subida. Sí lo estarían, en cambio, tanto el presidente (70.041) como la vicepresidenta (68.449).