El Ayuntamiento de Noja pide 81.416 euros al vecino que le obligó a suspender el carnaval

Ha interpuesto una demanda contra Agustín Plaza por los daños causados en las movilizaciones de agosto de 2009

ANA COBONOJA.

El alcalde de Noja, Jesús Díaz, ya advirtió que ejercería acciones jurídicas contra los 'cabecillas' de las movilizaciones que obligaron a la suspensión del carnaval de verano en agosto 2009. Y sus palabras no se las ha llevado el viento. El Pleno del Ayuntamiento acordó, con los votos a favor del PP y las abstenciones de la oposición (PSOE, PRC y Dicán), demandar a Agustín Plaza, uno de los portavoces de la plataforma de veraneantes que se movilizó ante lo que consideraban una «abusiva» subida del Impuesto de Bienes Inmuebles, un 35%, y de las tasas municipales, un 90%.

El Consistorio exige a Plaza, militante socialista y de la UGT, el pago de 81.416 euros por los daños y perjuicios ocasionados debido a la suspensión del carnaval de verano. Y es, según señaló Díaz, las miles de personas que se manifestaron de manera «ilegal» aquella tarde-noche por las calles de la villa contra el incremento de impuestos, colapsaron los accesos a la villa lo que obligó a paralizar el carnaval de verano. Un daño que el alcalde no ha olvidado.

Ante esta decisión, Plaza pide al Ayuntamiento que retire inmediatamente esta demanda así como la de cualquier otro vecino «por unos acontecimientos que ocurrieron por responsabilidad única y exclusiva de la propia corporación municipal». El manifestante solicita apoyos que se sumen a su reclamación a través del escrito 'Carta Solidaria Agustín Plaza' que se puede encontrar en la página web de la asociación 'Conciencia ciudadana 10 de Agosto'.

Este colectivo nació a partir de aquellas movilización y trabaja desde entonces «por mejorar las condiciones de Noja para que sea un sitio agradable del que todos (empadronados y veraneantes) podamos disfrutar». En todo este tiempo, a su lucha contra el incremento del IBI han sumado denuncias como irregularidades en el cobro de las facturas del agua, urbanismo, exceso de ruido por las noches... Y ahora incluyen la petición de que se retire el expediente incoado a uno de los convocantes de aquellas movilizaciones. En el escrito Plaza recuerda que la suspensión de la fiesta del carnaval fue «por decisión del propio Ayuntamiento como consecuencia de una movilización espontánea contra la fuerte subida de tasas e impuestos de dicha Corporación en plena crisis».

Fotos

Vídeos