PAGO POR LECTURA

JUAN VARELA

Una empresa española, 24symbols, prepara la gran revolución del libro digital: acabar con la venta de copias. Es el sueño de infinidad de expertos y su consejo a los editores: dejar de pensar en el 'ebook' como un objeto vendido una sola vez para desarrollar modelos de lectura sin descarga, de pago por suscripción o financiados con publicidad. Además de vender libros de la forma tradicional, atados a su soporte, el papel o el 'ereader' que los lectores digitales utilicen, abrirse al libro como servicio. Con total ubicuidad para lectores móviles y accesibles a través de cualquier dispositivo.

Es la hora. Crece la venta de 'ereaders' y las tabletas nos invadirán esta Navidad. Librerías digitales como Amazon ya doblan las ventas de 'ebooks' a las de libros impresos. Y sus compradores leen más: dos libros por mes y 'Kindle'.

En la educación el programa Escuela 2.0 ha comenzado. Los ordenadores para los alumnos llegan, a pesar de los problemas en algunas comunidades. Pero faltan materiales educativos. La conversión de los libros de texto en contenidos digitales portátiles, accesibles desde clase o cualquier lugar de estudio, adaptados al usuario, en constante actualización, conectados con los profesores permanentemente, son todavía un sueño. El papel resiste. Derechos de autor y propiedad intelectual, licencias de copia, el negocio de las editoriales y la distribución depende de las copias. Solo retroceden los derechos de los ciudadanos, con problemas de formatos y de uso en diferentes lectores, con 'ebooks' que no se pueden prestar ni compartir. Mejor el papel. Pero el libro como servicio, alojado en internet y accesible desde cualquier aparato vendrá. El fin de la copia. Libros abiertos y enriquecidos, de pago por lectura y con más autores compartiendo textos y experiencias en comunidades virtuales o aplicaciones para móviles.