Los buenos trofeos hacen acto de presencia en la Reserva del Saja

Los buenos trofeos hacen acto de presencia en la Reserva del Saja

En total, son ya 253 los jabalíes abatidos en la presente temporada, 55 de ellos en el último fin de semana

F. FERNÁNDEZ-CUETOSANTANDER.

Las cosas van reconduciéndose en la Reserva del Saja. Al menos esa es la impresión que da si se echa un vistazo a la 'cuenta de resultados' de las dos últimas jornadas de actividad cinegética. Por un lado, ha aumentado el número de capturas, que se sitúa ya en los niveles de las últimas temporadas. Por otro, destaca el elevado número de jabalíes de gran tamaño que han sido abatidos en los últimos días.

En total, son ya 253 los jabalíes abatidos en las cacerías celebradas hasta la fecha en la Reserva, 55 de ellos, durante el último fin de semana. Aunque todavía los 'ceros' son demasiado abundantes, lo cierto es que cada vez son más las cacerías en las que se 'toca pelo'. La mejor batida del último fin de semana fue la que tuvo lugar en el lote lebaniego de Sobreiglesias, de donde los de Santos Gómez, se bajaron con siete jabalíes. Tampoco le fueron mal las cosas a la cuadrilla de Celestino Cuevas, que se hicieron con media docena de cerdos salvajes en Bicobres Sur, un monte que, año tras año, se consolida entre los mejores de la zona.

En el resto de las batidas lebaniegas los resultados fueron algo más pobres, destacando únicamente los 'ceros' de las cacerías de Pámanes y de Poda Cordancas.

Mención especial

También merece una mención especial el macareno de 121 kilos de peso que mató el grupo de Benjamín Martínez en Mataseñas, de donde se bajó con un par de buenos ejemplares más.

En las otras comarcas hubo de todo. Por ejemplo, en Campoo se alternaron los fiascos (Palombera Este, Villacantid y Soto) con los buenos resultados (Gregorio Gutiérrez mató tres suidos en La Grajera), pasando por otros más discretos (Jesús Fernández abatió un ejemplar en Abiada).

En Cabuérniga se 'tocó pelo' en todas las cacerías excepto en la de Viaña. En La Miña y La Mahílla se hizo el cupo (dos jabalíes), mientras que en San Cifrián, Rozalén y Mozagro se abatieron un ejemplar en cada uno.

En Rionansa, se cubrió el cupo (3) en Caviña (Rodrigo Pérez) y Frente y Navas (Ángel Pablo Alonso), mientras que en Bárcena Verdujal, los de José Delfín Gutiérrez abatieron otros tres y en El Táladro y Casal Este se mataron un par de suidos.

El que tuvo, retuvo

Por último, en Iguña hubo dos malos resultados, en La Bacera y Cieza Norte, y otro muy bueno, en Montequemao, en donde los hombres de Romanín Varela mataron dos magníficos jabalíes (el cupo), que dieron en la báscula un peso de 105 y 97 kilos. Dos magníficos trofeos que el veterano montero corraliego puede sumar al historial de su cuadrilla.

 

Fotos

Vídeos