Nueva ortografía, ¿claridad o confusión?

Nueva ortografía, ¿claridad o confusión?

Las pautas serán sancionadas por los expertos antes de finales de año en la ciudad mexicana de Guadalajara Las Academias de la Lengua española consensuan las reglas para el siglo XXI

TOMÁS GARCÍA YEBRAMADRID.

La nueva edición de la 'Ortografía de la lengua española' pretende ser «simple y legible», según expresión del coordinador de la obra, Salvador Gutiérrez Ordóñez. Sin embargo, hay algunas pautas que parecen proyectar más confusión que claridad.

En ese afán simplificador, la nueva norma -cuyo texto básico ha sido aprobado esta semana en San Millán de la Cogolla por una comisión en la que estaban representadas las 22 academias- suprime las tildes en todos los demostrativos y también en el adverbio 'solo'. Y aquí surge la pregunta: si uno escribe que se va solo a hacer compras, ¿qué está expresando?, ¿qué se va solo, sin compañía, a hacer compras, o que solamente va a comprar? Hasta ahora una simple tilde distinguía la soledad (sin tilde) de la actividad (sólo voy a comprar). En el caso de la 'o' entre números también desaparece la tilde. Antes se escribía 6 ó 7 para que no cupiera duda. Ahora ese 6 o 7 -si bailan las tipografías y se aproximen las grafías- puede dar lugar a que se 'cuele' el 607.

El nuevo reglamento, que será ratificado por los máximos responsables académicos el próximo día 28 en Guadalajara (México), introduce una serie de cambios que «explican el porqué de cada norma; el porqué una palabra se escribe con 'b' o con 'v', con 'g' o con 'j', por qué se acentúan unas palabras y otras no», explicó el director de la Real Academia Española (RAE), Víctor García de la Concha. En este sentido «será un texto más completo y científico que el de 1999».

La comisión ha propuesto que la 'ch' y la 'll' no se consideren oficialmente letras del alfabeto. De esta forma, el abecedario pasará de 29 a 27 letras. Doctores tiene la Iglesia, pero si uno quiere buscar el significado de la palabra 'chorra' o 'chorrada', siempre será más cómodo, fácil y rápido si tienes la 'ch' en el encabezando, que espigar y rebuscar en la letra 'c'.

El sustantivo que se utiliza para completar los nombres de las calles o los ríos (calle Mayor, río Duero, avenida de América) se escribe en minúscula. La comisión reunida en San Millán de la Cogolla ha analizado una ponencia en la que proponía añadir una 's' a las siglas (DVDS, CDS; o deuvedés, cedés), pero finalmente se ha rechazado. Lo correcto será escribir el plural en el artículo: los DVD (o los deuvedé), los CD (o los cedé)

Más cambios

La nueva Ortografía fijará la denominación de algunas letras. Así, la 'i' griega pasa a denominarse 'ye' y la 'i' latina se llamará simplemente 'i'. Esta acertada simplificación afecta también a la 'b' (ya no habrá be alta o be larga), la 'v', la 'w' y la 'z'. Los académicos juzgan que lo más coherente es establecer un solo nombre para cada letra: be para la 'b'; uve para 'v'; doble uve para la 'w' y zeta para la 'z' (antes se podía escribir zeta, ceda y zeda).

El uso de guiones en aquellas palabras que se consideran «monosílabos a efectos ortográficos» será considerado poco menos que anatema. 'Guión' se escribirá 'guion'. Quien se obstine en escribir 'guión' cometerá «una falta de ortografía», advierte Gutiérrez Ordóñez. Tampoco llevarán tilde los tiempos verbales riais, veais, etc. Otras novedades son la fijación de palabras como Irak (no Iraq), cuórum (no quórum) o Catar (no Qatar).

La nueva 'Ortografía de la lengua española', que está dirigida «al gran público», se presentará en nuestro país entre los días 10 y 13 diciembre. «Hemos huido de los tecnicismos para que su contenido sea asequible a todos los hispanohablantes», señaló De la Concha. Posteriormente se editará una versión abreviada, y, además, «una cartilla con lo más esencial de su contenido», concluyó el director de la RAE.

El objetivo es que las nuevas reglas ortográficas, consensuadas por las 22 academias de la Lengua, se publiquen antes de finales de año. Este volumen completaría la Gramática del español, publicada a finales de 2009.

«Cualquier persona que tenga una formación de bachillerato de enseñanza media podrá comprender este manual», aseguró Salvador Gutiérrez Ordóñez. El experto señaló que al principio las nuevas normas tardan en asimilarse, pero al final «lo agradecerán».