La Reserva llega a los 334 jabalíes

En la última jornada fueron suspendidas ocho batidas debido al mal tiempo

F. FERNÁNDEZ-CUETOSANTANDER.
La Reserva llega a los 334 jabalíes

Después de dos meses de actividad cinegética en los montes de la Reserva del Saja no se puede decir que las cosas marchen del todo bien o, al menos, no para todo el mundo. Y es que los ceros, por desacierto, en unos casos, o por los más que frecuentes aplazamientos de las batidas en la presente campaña, por otro, están abundando, quizá, demasiado. Muchos de los montes que siempre estaban en los primeros puestos en lo que a número de jabalíes abatidos se refiere parecen estar abonados a los fiascos y aquellos lotes cuyos resultados son siempre más discretos, tampoco acaban de repuntar. Sin embargo, de lo ocurrido hasta el momento en la Reserva también se puede hacer una lectura positiva y es que, aunque los resultados sean ligeramente más pobres que en la última temporada sin ir más lejos, lo cierto es que sí hay jabalíes en los montes. De hecho, es rara la batida en la que se no se mueven algunos. Lo del acierto final o no es otra cuestión.

En las dos últimas jornadas, y pese que ocho de las batidas programadas para el domingo tuvieron que ser aplazadas debido al mal tiempo, se abatieron 40 jabalíes, una cifra bastante buena y que deja bien a las claras que, por un lado, hay caza, y, por otro, que las condiciones de los montes están mejorando para la práctica de la actividad cinegética. Con los del último fin de semana, son ya 334 los cerdos salvajes cazados en la presente campaña en la Reserva.

Arretuerto

Por lotes, destaca el de Arretuerto, que parece recuperar sus mejores momentos, y que el sábado dio el cupo ante el acierto de los de Jaime Parra. Pámanes, Canales y Panda Carrielda, por completar la zona lebaniega, también depararon divertidas cacerías, lo mismo que Canaluco, en el Nansa, en donde fueron abatidos tres suidos por los componentes de la cuadrilla número 6 de Juan Antonio Molleda. Los de Fernando Moya tampoco lo hicieron mal en Bárcena Verdujal, en donde mataron cuatro ejemplares.

Con un par de jabalíes (el cupo) se conformaron los de las cuadrilla José Luis Hoyos y Juan Carlos Cobo, que cazaron en Peña Colsa y La Dehesa, respectivamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos