La ruta del pincho de Castro enfrenta al Ayuntamiento y a un grupo de hosteleros

Algunos bares proyectan unas jornadas paralelas a las que promueven el Consistorio y el Centro de Iniciativas Turísticas

ABEL VERANOCASTRO URDIALES.

La polémica está servida. Varios establecimientos hosteleros de Castro pretenden organizar una ruta del pincho paralela a la que promueven desde hace dos años el Ayuntamiento y el Centro de Iniciativas Turísticas (CIT).

Esta alternativa no ha sentado nada bien a la responsable de la Concejalía de Turismo, Ana Zubiaurre, que advirtió, en declaraciones a este periódico, de que emprenderá acciones legales contra cualquier hostelero que utilice el nombre de 'la ruta del pincho de Castro' para organizar un evento de estas características extraoficialmente. «Espero que al final no se celebre una ruta del pincho paralela a la nuestra, porque no beneficia en nada al municipio. Además, ya hay otras experiencias, como la de Portugalete, donde se realizó el experimento y fracasó», señalaba ayer Zubiaurre.

Aunque por el momento se desconoce cuántos bares o restaurantes están detrás de esta alternativa, su intención es celebrar su particular ruta del pincho antes de la oficial, que está prevista para finales de marzo. Según ha podido conocer este periódico, varios hosteleros de la ciudad habrían decidido organizar el evento por su cuenta al no estar conformes con el resultado de las dos ediciones anteriores.

En principio, quieren utilizar otro nombre diferente a las jornadas que organiza el Ayuntamiento para evitar problemas. Barajan la posibilidad de llamar al evento 'La ruta del tapeo', pero todavía no está definido.

Desde la Concejalía de Turismo ya tenían constancia desde hace tiempo de la intención de algunos hosteleros de plantear esta ruta alternativa. No obstante, desconocen qué establecimientos están detrás de 'La ruta del tapeo'. «Hubo bares a los que se les recriminó que no cumpliesen con las bases pactadas y parece que no les ha sentado nada bien. De ahí que ahora quieran organizar algo por su cuenta», subrayó la edil de Turismo.

El caso es que Ana Zubiaurre pretende que no surja ninguna ruta del pincho extraoficial para no perjudicar a nadie. «Creemos que una ruta alternativa sin contar con la organización del Ayuntamiento y del Centro de Iniciativas Turística no tiene futuro». Y es que la edil advierte del «enorme esfuerzo y trabajo» que supone organizar una ruta del pincho como la de Castro Urdiales con un elevado número de establecimientos (24 el año pasado).