El dedo gordo del pie implantado en su mano devuelve la alegría a una niña

Francisco del Piñal ha realizado más de 300 transferencias de dedos del pie a la mano con un éxito del 99%. ::                             DANIEL PEDRIZA/
Francisco del Piñal ha realizado más de 300 transferencias de dedos del pie a la mano con un éxito del 99%. :: DANIEL PEDRIZA

Sólo tenía dos años cuando la operó el doctor Del Piñal, que dirige desde hoy el X Curso de Cirugía de la Mano en el que participan 150 expertos

VICTORIA LEMAURSANTANDER.

Un fatídico accidente transformó la alegre vida de una niña de dos años en una pesadilla que a punto estuvo de mermar su capacidad manual. Como en cualquier accidente, todo sucedió en apenas unos segundos. Con sólo veinte meses de vida, la niña gateaba en un bar de Vizcaya cuando le cayó encima una mesa de mármol que le seccionó por completo el pulgar de la mano.

Cuando todo parecía indicar que nada sería igual, la técnica y la habilidad del santanderino Francisco del Piñal, un experto en microcirugía de la mano y considerado a nivel internacional como uno de los 'gurús' en este tipo de intervenciones, le devolvió el pulgar y también la normalidad a su vida. La tragedia dio paso a la esperanza cuando en el hospital le aconsejaron que acudiera a este especialista.

En Santander realizó su particular viaje hacia el pasado y, tras varias intervenciones, le transfirió el dedo gordo del pie a la mano.

Sin embargo, Del Piñal explicó que este caso presenta dos aspectos pioneros. El primero, la transferencia del dedo gordo en una niña tan pequeña cuando la mayoría de los especialistas no lo hacen para que no se pierdan puntos de apoyo del pie.

El segundo elemento nuevo es que, para evitar dicha pérdida, el experto trasladó ligeramente el segundo dedo del pie para rellenar el hueco dejado por el extirpado con el objetivo de que la extremidad inferior quedara más estética y, además, no perdiera puntos de apoyo.

En menos de un año, la pequeña ha recuperado la función de pinza que tiene el pulgar y hoy apenas se nota la intervención.

Esta es sólo una de las innumerables historias personales que pueden contar los cientos de pacientes que se acercan desde todos los puntos de España hasta la consulta de Francisco del Piñal Matorras y su equipo, que hoy y mañana dirige el X Curso de Actualización en Cirugía de la Mano, un encuentro que se celebra en el hospital Ramón Negrete-Mútua Montañesa y que, en esta edición, se desarrolla bajo el epígrafe 'La mano traumática en el medio laboral'.

Más de 300 transferencias

Del Piñal, que es secretario general de la Sociedad Europea de Artroscopia y se formó en microcirugía en países punteros en esta técnica como Australia o Estados Unidos, atesora en su curriculum haber realizado más de 300 transferencias de dedos del pie a la mano con un índice de éxito del 99% y casi 40 implantes de manos completas.

Es también un experto en artroscopia, una técnica que considera que «es la que ha experimentado una mayor revolución en los últimos años, sobre todo en su aplicación al campo de la muñeca y el codo», unas intervenciones en las que su equipo también es pionero.

En su opinión, esta técnica ofrece una respuesta excelente para lesiones que antes no tenían solución, y permitirá que en cinco años no sea necesario abrir una muñeca para operarla porque «todo se podrá hacer a través de tres pequeños agujeros, sin apenas cicatrices, es decir, mediante artroscopia».

Este es sin duda el futuro más próximo para la cirugía de la mano, muñeca y brazo.

Con la artroscopia, dijo, se consiguen ver muchas más patologías interiores en estas zonas que antes no se podían ni tan siquiera diagnosticar, y posibilita el tratamiento de un amplio número de problemas de muy pequeño tamaño que existen en la zona como, por ejemplo, las roturas multifragmentarias en la muñeca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos