eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 12 / 19 || Mañana 12 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Buteflika no quiere ser el siguiente

INTERNACIONAL

Buteflika no quiere ser el siguiente

El régimen de Argelia reprime una protesta opositora con una descomunal exhibición de efectivos policiales y el cierre de la capital

13.02.11 - 00:56 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Será difícil que el impulso de renovación democrática que recorre el norte de África sorprenda ya desprevenido a alguno de los presidentes vitalicios que continúan en la zona, que habrán extraído interesantes lecciones de los acontecimientos en Túnez y Egipto. La contundente represión desatada ayer en Argel contra una manifestación no autorizada indica que Abdelaziz Buteflika no quiere ser el próximo en caer. Y que para evitarlo continúa explorando la vía de la violación de derechos y libertades de sus conciudadanos antes que siquiera considerar, a la manera de Jordania, alguna concesión a los que protestan.
En Argelia, la contestación social viene conociendo expresiones muy fuertes, la última en enero pasado. Movilizaciones como las convocadas para ayer en Argel, Bejaia, Constantina, Anaba u Orán-la segunda ciudad del país- inquietan a un régimen que ha podido sobrevivir e industrializar el país gracias a las rentas del gas y el petróleo, pero sin ofrecer a la población atisbo alguno de democracia, con uno de los índices de paro más altos del mundo árabe y niveles de corrupción y presión policial equiparables. Si hay un escenario de cambio potencial, ése debería ser Argelia.
Las autoridades argelinas prohibieron la manifestación de ayer y además se prepararon a fondo para impedir que pudiera llevarse a cabo. La capital estaba tomada desde la víspera por un impresionante dispositivo policial, integrado por cerca de 30.000 agentes llegados de todo el país, en autobuses civiles, para contener una movilización convocada por partidos opositores y organizaciones sociales, la llamada Coordinadora Nacional para la Democracia y el Cambio.
Carreteras cortadas
El despliegue de seguridad se reveló excesivo no sólo por el número de manifestantes -un máximo de 10.000 según los organizadores, que se reducían a 3.000 para otras fuentes y no llegaban a los 250 a juicio del Ministerio de Interior- sino también por el carácter de la protesta, que no contaba con participación ni respaldo de los sindicatos, las principales fuerzas de oposición o los influyentes islamistas. Los llamamientos a acudir lanzados a través de las redes sociales fueron contrarrestados mediante el tradicional método de bloquear las carreteras de acceso a la capital.
Testigos presenciales informaron a la cadena Al Arabiya y al diario opositor 'El Watan' de que se habían practicado «decenas de detenciones» en Argel. La marcha comenzó a las 11.00 en la plaza 1 de Mayo, entre gritos de 'Fuera Buteflika', y algunos de los participantes mostraban portadas de periódico con la noticia de la dimisión del expresidente egipcio Hosni Mubarak. Los manifestantes fueron rodeados por efectivos policiales, que les impidieron llegar a su destino, la plaza de los Mártires.
Buteflika, reelegido presidente por tercera vez consecutiva hace menos de dos años con más del 90% de los votos, termina su mandato en 2014. Para entonces tendrá 77 años y llevará 52 en política. Los próximos meses serán decisivos para saber si la frustración económica que aflora en el país le permitirá perpetuarse en el poder otros cinco años más.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Buteflika no quiere ser el siguiente

Una muralla policial impide el avance de la manifestación convocada ayer por fuerzas de la oposición en Argel. :: EFE

Videos de Internacional
más videos [+]
Internacional
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.