La Fiscalía pide ocho meses para el guardaespaldas de Alí Syed

Foto: Sane./
Foto: Sane.

En la vista que tendrá lugar el lunes le acusará de un delito de resistencia a un agente de la autoridad y de una falta de lesiones

T. S.SANTANDER.

La Fiscalía va a pedir ocho meses de cárcel y el pago de una multa de 1.500 euros a Claudio Loiodice, el encargado de la seguridad del propietario del Racing de Santander, Ahsan Alí Syed, por los incidentes con la Policía que protagonizó al término del partido de fútbol del sábado pasado contra el Sevilla, según el escrito al que ha tenido acceso Efe. Considera que el acusado ha cometido un delito de resistencia a un agente de la autoridad en concurso con una falta de lesiones.

El encargado de la seguridad de Syed comparecerá el lunes ante el Juzgado de lo Penal número 2 de Santander como acusado en un delito de resistencia y una falta de lesiones por ese altercado, que se produjo en El Sardinero. Los hechos sucedieron a la salida del partido, donde estaba montado un dispositivo policial para atender las posibles incidencias.

El Ministerio Público explica que, al tratar de rebasar el cordón que formaban varios policías uniformados, Loiodice empujó violentamente de forma reiterada a un agente e hizo lo mismo a otro hasta en dos ocasiones. La Fiscalía señala que este policía se dio la vuelta y sujetó al acusado para inmovilizarlo, pero Loiodice reaccionó de forma violenta, se resistió y le pegó un manotazo en el rostro. Como consecuencia, el policía sufrió un hematoma en la mejilla izquierda y tuvo que ser asistido en un centro hospitalario. La Fiscalía apunta que Loiodice dirigió al policía «expresiones y gestos altamente intimidatorios». Y añade que, mientras lo trasladaban a las dependencias policiales mantuvo «una tenaz oposición física» a la acción de los agentes.

SUP y UFP critican a Revilla

Entre tanto, los Comités Federales del Sindicato Unificado de Policía (SUP) y de Unión Federal de Policía (UFP) en Cantabria han apoyado la actuación policial en la detención del jefe de seguridad del propietario del Racing, Alí Syed.

Ambos sindicados emitieron un comunicado conjunto en el que critican también los «juicios de valor» realizados sobre ese incidente por el presidente del Gobierno, Miguel Ángel Revilla, respecto a que quizá hubo un exceso por ambas partes; muestran su apoyo a «la actuación de los compañeros, ajustada a derecho y a la legislación», y piden que se deje actuar a la Justicia. Aprovechan, asimismo, para criticar que Syed «piensa que tanto el Racing como la ciudad son de su propiedad y actúa como si fuera una de sus fincas o cortijos privados».

 

Fotos

Vídeos