El PP dice que el alcalde de Camaleño ejerce «prácticas autoritarias»

María Luz Lerín le acusa de no dar información para votar los presupuestos e impedir que la propuesta fuera tratada en otro pleno

F. F.-C.SANTANDER.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Camaleño, María Luz Lerín, rechazó lo que califica como «prácticas autoritarias» del alcalde, Juan Manuel Guerra (PRC), quien en el último pleno impidió que los concejales votaran la propuesta de dejar sobre la mesa el punto relativo a los presupuestos.

Según explicó Lerín, al PP no se le facilitó «la información necesaria para emitir un voto sobre el presupuesto y, lejos de admitir que así no se pueden hacer las cosas, el señor alcalde ha llegado a impedir que se pudiera votar la solicitud de dejar ese punto del día sobre la mesa».

En su opinión, «es muy difícil hacer política con quien no está acostumbrado a respetar las más elementales normas de la democracia y con quien recurre a su autoritarismo para, sin razones, imponer lo que más le conviene en cada momento».

«No se puede decir, como ha hecho el alcalde, que se vote el presupuesto y después se facilite la información al Partido Popular», continuó la portavoz del PP quien añadió que, con ello, «se ha puesto en evidencia el talante que anima las actuaciones de nuestro alcalde».

Para María Luz Lerín, el regidor «está chapado a la antigua y en esas condiciones no se puede pensar que deje a Camaleño mirar hacia adelante o que pretenda un futuro mejor para todos los vecinos, porque está anclado en otro tiempo».

La portavoz del PP consideró que «hay que superar de una vez por todas la negativa inercia en la que ha sumido al municipio durante sus años de gobierno y empezar a pensar en que es posible otra forma de hacer las cosas». Además, Lerín señaló que el alcalde «sólo se representa a sí mismo, porque hace mucho tiempo que sólo piensa en él y no en todos los vecinos». Por ello, opinó que «si seguimos mucho más en estas condiciones, Camaleño habrá perdido un tiempo que luego va a costar recuperar».