«Los Picos son el futuro de los lebaniegos»

«Los Picos son el futuro de los lebaniegos»

El objetivo de la dirección colegiada de este enclave natural es conseguir acercar el parque a los ciudadanos

NIEVES BOLADO NBOLADO@ELDIARIOMONTANES.ESSANTANDER.

Antonio Lucio es desde ayer el codirector del Parque Nacional de Picos de Europa, trabajo que comparte con sus homólogos de Castilla-León y Asturias, Esperanza Martínez y Rodrígo Suárez. La gestión de este espacio entre tres comunidades es una experiencia pionera en España y servirá para pulsar hasta qué punto tres administraciones pueden ponerse de acuerdo para llevar adelante un proyecto que les atañe por igual.

-Se trata de una experiencia que impondrá nuevos retos...

-Es nueva, ilusionante, y en la que estamos responsablemente preocupados y expectantes. No se trata sólo de gestionar conjuntamente Picos de Europa sino también una prueba de que es posible que tres comunidades autónomas sean capaces de trabajar juntas en un mismo espacio. La dirección es colegiada pero a efectos de representación se acordó que cada año ejerciera la labor de director-conservador uno de los tres codirectores.

-¿Cuál es el primer objetivo tras recibir la trasferencia?

-Conseguir mejorar la gestión del parque y mantenerlo como el elemento señero que es. Pretendemos sobre todo acercar el parque al ciudadano, a los ayuntamientos, a las juntas vecinales, a los ganaderos y a todos los colectivos sociales del territorio.

-Cada año lo visitan más turistas. ¿Es una oportunidad o un problema?

-Una oportunidad. Picos de Europa es el segundo parque nacional más visitado de toda España, después del Teide. Estamos hablando de más de 1.600.000 visitantes al año, en las tres vertientes, y por encima de medio millón sólo en la parte de Cantabria. Es una oportunidad para los municipios, las empresas y los habitantes de la zona, para el futuro de lebaniegos. Liébana tiene muchos atractivos pero el parque nacional, sin ninguna duda, es uno de los principales.

-¿De qué debe ocuparse en la parte cántabra?

-Tenemos unos valores ecológicos enormes: todo el macizo oriental de Picos, bosque en buen estado de conservación con especies de flora y fauna de un altísimo valor, con una actividad ganadera, sobre todo de ganado menor, ovejas y cabras, que desde la Consejería de Desarrollo consideramos esenciales absolutamente para la conservación del parque. Más allá de la montaña caliza el parque lo es también los pastizales, los puertos, los invernales, las cabañas, todo lo que se soporta gracias a esta actividad ganadera sin la cual no se entendería la riqueza de Picos.

-¿Y se compatibilizan bien los intereses ganaderos con la preservación de las especies?

-No tiene por qué haber disfunciones. Hablo ahora como subdirector de Biodiversidad. La ganadería es un elemento esencial para conservar los paisajes en Cantabria. Se producen elementos de conflicto, como pueden ser los daños a la cabaña inferidos por otros animales, pero que hay que actuar de una forma precisa, rigurosa, pagando lo antes posible, y lo más justamente, los daños y controlar las especies que los provocan.

-¿A qué problemas se enfrentarán?

-Debo reservarme la opinión porque precisamente al ser una dirección colegiada no me compete opinar pero hay algunas cuestiones históricas que hay que resolver, como el Plan Director, ya que el actual está suspendido por los tribunales.

-¿Que se ganará con la gestión directa del parque?

-Un mayor acercamiento a la gente de la zona. Que lo consideren como lo que es, un activo para su desarrollo, para su calidad de vida y para su futuro. Es el principal reto que tenemos. Lo prioritario es lograr que los cántabros, en general, y los habitantes de la zona en particular, valoren el parque en su integridad, como un activo para su desarrollo y un valor de Cantabria.

-¿Será una oferta señera de Cantabria Infinita?

-En buena medida ya lo es. Ahora se trata de que no sólo se vea su enorme atractivo paisajístico sino que se perciban los valores que atesora este territorio y las obligaciones que todos tenemos para con él. Para ello disponemos de un elemento clave: el centro de interpretación del parque en Sotama.