Sonkyo Energy equipa al concesionario Chrysler más ecológico del mundo

La compañía Denzell Bross cuenta con dos aerogeneradores eólicos y un conjunto de placas solares suministradas por la empresa cántabra

SARAY CEBALLOSSANTANDER.
Los dos molinos y el conjunto de placas solares suministrados al concesionario estadounidense por la empresa cántabra Sonkyo. ::
                             INNOVA/
Los dos molinos y el conjunto de placas solares suministrados al concesionario estadounidense por la empresa cántabra Sonkyo. :: INNOVA

Que las empresas cántabras se van abriendo hueco en el mercado internacional es un hecho más que demostrado, pero la compañía de energías renovables Sonkyo Energy ha dado un paso.

La marca automovilística Chrysler reconoce, a través del premio , los esfuerzos de sus concesionarios por respetar el medio ambiente e implantar tecnologías sostenibles en el desarrollo de su trabajo. Y en esta ocasión, este galardón ha tenido un toque cántabro a través de Sonkyo Energy.

Y es que esta empresa ha equipado al concesionario que se ha hecho con la distinción de ser el concesionario más ecológico de todo el mundo: Denzell Bross, en Iowa (Estados Unidos).

Así, Sonkyo Energy ha suministrado a la empresa estadounidense con sistemas de energías renovables. En concreto, han sido dos aerogeneradores eólicos Windspot 3,5, y un conjunto de placas solares con 10 kilovatios, conectados a la red eléctrica.

Más potencia

En el caso de los molinos, los dos con los que, actualmente, cuenta el concesionario de Chrysler tienen una potencia de 3,5 kilovatios, aunque, en un futuro, la empresa cántabra tiene previsto sustituirlos por otros dos aerogeneradores de 7,5 kilovatios y, en una última fase, por otros dos de 15 kilovatios.

Según Sonkyo Energy, Windspot destaca por su eficiencia frente a otros molinos y por su sistema de paso variable. Asimismo, dicho molino está diseñado para tener un mayor rendimiento y unas labores de mantenimiento más sencillas así como para producir menos ruido del habitual y adaptarse, además, a la potencia del viento.

Otra de las características que la empresa cántabra destaca de su aerogenerador Windspot reside en la interconexión del molino con los sistemas de abastecimiento energético y recarga de los vehículos eléctricos, por lo que, según ellos, se revela como una herramienta con gran potencial para una generación de automóviles más respetuosa con el medio ambiente.

Así, la compañía con sede en Cantabria ha puesto su grano de arena para que el negocio que regentan los hermanos Denzell se haya convertido en el concesionario que más respeta el medio ambiente de los más de 4.000 con los que esta firma norteamericana cuenta en todo el mundo.