El orgullo del fútbol femenino cántabro

PILAR GUTIÉRREZ DE ROZASSANTANDER

La semana pasada, viajamos hasta Torre Pacheco (Murcia) acompañando a las jugadoras integrantes del equipo de la selección cántabra de fútbol sala femenino sub-16. Con su esfuerzo, sus ganas de ganar y su buen juego consiguieron ir ganando partidos y llegar a la final, dejando muy alto el pabellón cántabro, con gran alegría y orgullo de entrenadores, padres, acompañantes, afición, presidentes de clubes y por supuesto de nuestras chicas. Me he animado a escribir esta carta, pues no he visto, (puede que se me haya pasado), ningún tipo de información al respecto, y creo que no podemos dejar pasar por alto esta victoria y dar la enhorabuena a nuestro equipo.