Mediavilla deja en manos de Revilla su continuidad en el Gobierno

Tanto el consejero como el presidente descartaron el cese para no interferir en el proceso de elección

IRMA CUESTASANTANDER.

Vicente Mediavilla comenzó ayer a replegarse a la espera que se resuelva su futuro, que depende de que el Consejo General de Poder Judicial (CGPJ) decida si es él, de los tres candidatos propuestos, el más adecuado para ocupar el sillón de magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) hasta su jubilación, allá por los setenta años. Ayer, el consejero convocó a los medios de comunicación en el patio de la sede del Parlamento para explicar que no saldrá al paso de la opinión de jueces y fiscales, que no está en su mano decidir si continuará en el Gobierno hasta finalizar la legislatura y que actualmente sólo contempla un escenario: volver al mundo del Derecho desde el TSJC.

Mediavilla no hizo ni amago de entrar a polemizar con jueces y fiscales. «Respeto todas las opiniones y no voy a comentar ninguna», dijo el consejero apostando por ser «respetuoso» con los mecanismos de la designación y comunicando que, en adelante, no comentará nada sobre su posible nombramiento como magistrado «para que no haya malinterpretaciones».

Sin embargo, no parece que el candidato vaya a presentar su dimisión. Ayer dejó en manos del presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, esa decisión, argumentando que es él quien nombra a los miembros del Ejecutivo y quien los destituye, y éste se apresuró a asegurar que Mediavilla seguirá en el Gobierno. Su única respuesta al ser preguntado sobre la posibilidad de que el titular de Presidencia y Justicia cese en sus funciones como consejero para no interferir su proceso de designación como magistrado fue un contundente «no, no, no» del presidente del ejecutivo autónomo. Por tanto, salvo cambios de última hora, Mediavilla acabará la legislatura como miembro del Gobierno de Cantabria.

Tampoco fue el titular de la cartera de Justicia excesivamente claro a la hora de explicar qué hará si finalmente no resulta elegido. Aunque sí confirmó que no se presentará a las próximas elecciones en ninguna lista, ni municipal ni regional. Se limitó a decir que en este momento aparca la política. «Yo, en estos momentos, sólo contemplo un escenario. Ya que voy en una propuesta de terna, que el Consejo General del Poder Judicial tenga a bien escogerme. Si no me elige, ya veré lo que hago».

También tuvo palabras de agradecimiento para los diputados del Parlamento por designarlo para optar a ese puesto y, especialmente, para Miguel Ángel Revilla. Luego aseguró estar muy contento del trabajo realizado en los últimos años y de haber formado parte del Gobierno de coalición de PRC y PSOE. Aseguró que no le queda «ninguna frustración» de su etapa política.