«Hacen falta muchas más prácticas durante la carrera»

Raquel Mazarrasa Nº 52

«Hacen falta muchas más prácticas durante la carrera»

La doctora Mazarrasa diferencia entre modelos docentes. «En la facultad nos enseñan una enfermedad, y todos los síntomas que lleva parejos. En el MIR nos dan los síntomas, como en la vida real, y tienes que descifrar cuál es la enfermedad. Es lo que se llama diagnóstico diferencial. Éste es el mayor error que veo a la enseñanza universitaria, que para entender eso, al final tenemos que matricularnos en una academia». La voz de Raquel Mazarrasa (puesto 52) arroja una pincelada de crítica al sistema universitario español.

«He hablado con alumnas francesas de Erasmus y me dicen que tienen muchas más prácticas de hospital que nosotros. Creo que se debería trabajar más para lograrlo», opina. «Aquí las prácticas son un poco deslavazadas. Te dicen que te pongas a un lado, que no molestes y que aprendas todo lo que puedas», protesta. «Al final te encuentras el primer día de residencia que te toca hacer una guardia, ver casos reales y entra temor», reconoce.

Mazarrasa también tiene claro su futuro profesional. «Haré Ginecología en el hospital de Cruces de Bilbao. Creo que lo tendré fácil porque, además, son cuatro residentes. Es un hospital grande, interesante: la ciudad está muy bien, y cerca de Santander».

No descarta la investigación. «Lo que ocurre es que la entiendo como un complemento de la labor profesional. No creo que tenga mucho sentido encerrarse en un laboratorio a estudiar algo si primero no has conocido la realidad, las necesidades de la gente, de los pacientes, de cada enfermedad, etc.», esgrime. Piensa que la tendencia cántabra a obtener buenos resultados en el MIR es una inercia lógica. «La gente que entra en Medicina lo hace por vocación, porque además la nota de corte es alta y puedes elegir. Por eso estudiamos lo que nos gusta y lo hacemos bien».