«Para aprobar es fundamental matricularse en una academia»

Javier Riancho Nº 44

«Para aprobar es fundamental matricularse en una academia»

«Sé que quiero hacer neurología, o cardiología, reumatología o medicina interna. En ese aspecto tengo amplitud de miras porque lo que realmente me interesa es hacer la historia clínica, el diagnóstico diferencial». El abanico de posibilidades es amplio para las ambiciones de Javier Riancho. Es una posición buena para quien tenga complicado elegir plaza; no será su caso. Con un puesto 44 en el ranking de las calificaciones del examen MIR en 2010 casi se asegura la residencia en el Hospital Marqués de Valdecilla.

«En principio no pienso en salir de Cantabria. Más tarde, si decido especializarme en algo muy concreto, ya tendré tiempo de hacerlo», asegura. Recuerda el esfuerzo dedicado a la preparación del examen. «Es fundamental matricularte en una buena academia», explica. «Los exámenes son muy parecidos cada curso. De hecho, el 50% de las preguntas son prácticamente iguales; aunque este año ha cambiado un poco el panorama y añadieron temarios más actualizados».

«Es un modo de rentabilizar tu tiempo. Desde junio que terminas la carrera hasta enero en que se realiza el examen, no tienes tiempo para confeccionar un temario, solo para estudiar. Además, ellos saben bien cual es la tendencia. Es imposible volver a estudiar todos los apuntes de la carrera. Ellos te facilitan unos libros y te dan exámenes de otros años. Te familiarizas con la prueba».

No se muestra muy efusivo cuando recuerda el momento en que leyó su nota. «En realidad ya habíamos hecho estimaciones en la academia porque tienes plantillas que puedes repasar por ordenador y calcular la calificación. Pero al final resultó que estaba en mejor posición de la que pensaba», explica. De momento este cántabro no piensa en la investigación, «aunque la entiendo más como un complemento a la consulta, y no de manera exclusiva».