El PP cree que el PRC «ayudó al arquitecto» porque «llega mayo y quiere 'tumbarnos'»

N. G. U.CORVERA DE TORANZO.

Además de ver seriamente amenazadas sus propiedades por un asunto que nada tenía que ver con ellos, lo cual ya es doloroso de por sí, los 66 vecinos a los que afectan las denuncias están descubriendo, posiblemente con el mismo duelo, las connotaciones políticas que tiene este asunto.

Según asegura el concejal popular Fernández de Córdova, «el arquitecto sólo es el 'transportista' de una denuncia detrás de la cual está el PRC. Yo estoy convencido. Le han ayudado porque llega mayo (elecciones) y quiere 'tumbarnos'», añade el edil, que recuerda que tanto la regionalista Mónica Quevedo (hija del exalcalde José Luis Quevedo) como parte de su familia «viven en Villegar, la única localidad, con Prases, donde no se ha producido ni una sóla denuncia. ¡Qué casualidad!».

Fernández de Córdova, que asegura que «es imposible que alguien recabe desde Sevilla y sin ayuda tanta documentación como la que este señor presentó a la Fiscalía», ya se pronunció en estos términos durante el última sesión plenaria, de la que la portavoz regionalista salió derecha al juzgado para denunciar al concejal.

«Yo misma presenté una alegación contra la vivienda del arquitecto», subraya Quevedo, que recuerda que «algunas de las propiedades denunciadas corresponden a la época de mi padre» y no tiene «ningún interés en denunciarle». Molesta, la regionalista recalca que no va a consentir que se dude de «mi honorabilidad, mi ética y mi respeto a los vecinos» y cree que el caso ha explotado «porque el denunciante ha querido defender sus intereses ante un agravio comparativo del alcalde».