Un puente hacia la costa

La variante de Puente San Miguel, de 4,6 kilómetros, ha costado casi 11 millones

F. DE LA IGLESIA| PUENTE SAN MIGUEL.
El espectacular puente sobre el río Saja evita el paso por la travesía de Puente San Miguel. ::   L. PALOMEQUE/
El espectacular puente sobre el río Saja evita el paso por la travesía de Puente San Miguel. :: L. PALOMEQUE

«Con esta obra fundamental Cantabria tiene la mejor red de carreteras de España». Así de optimista se expresó ayer el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, durante la inauguración de la nueva variante de Puente San Miguel, que ha supuesto una inversión de 10,7 millones de euros, financiados por el departamento de Obras Públicas. El tramo, de 4,6 kilómetros, completa el ubicado entre Santillana del Mar y Suances, inaugurado a finales de febrero, de manera que el presupuesto del conjunto de la actuación ha rondado los 25 millones de euros.

Revilla afirmó que la variante supondrá un «alivio para quienes llevan años sufriendo colas de dos horas para salir y entrar en Suances», al tiempo que realizó una firme defensa de las políticas de inversión pública en tiempos de crisis: «Invito a quienes están recortando la obra pública a que se acerquen a Cantabria y comprueben cómo ésta crea empleo y riqueza».

La variante, que «cumple una reivindicación histórica de los vecinos de Reocín», en palabras de Germán Fernández, alcalde de Reocín, ha supuesto la construcción de dos nuevos tramos y la mejora de un vial ya existente. El primero de los de nueva creación, de 2 kilómetros, enlaza la N-634 con la Travesía de Vispieres, mientras que el segundo, de 1,2 kilómetros, une el acceso al Zoo de Santillana del Mar con la CA-131 (Barreda-La Revilla). El tramo mejorado, por su parte, conecta ambos puntos entre la Travesía de Vispieres y el Zoo, con una longitud de 600 metros.

A lo largo del recorrido se han habilitado dos carriles de tres metros y medio de ancho y arcenes a ambos lados de metro y medio, lo que supone un ancho total de la calzada de diez metros. Se han levantado, asimismo, aceras puntuales en zonas urbanas y se han instalado cunetas revestidas de hormigón.

Como infraestructura singular, destaca el puente sobre el río Saja, una estructura de tipo arco de 96 metros de largo y 14 de alto, confeccionada con hormigón armado y que cuenta con dos arcos paralelos de 64 metros. Se ha ejecutado, además, un túnel artificial de 40 metros de longitud en el punto kilométrico 1.510, para lo cual ha sido necesaria una bóveda prefabricada de 5,5 metros de altura y diez de anchura. Para mejorar la seguridad vial, se han instalado cuatro glorietas y se han abierto dos pasos inferiores.

Protestas por derribos

Al acto acudió también una decena de residentes y propietarios de la urbanización Prado Grande, en Villapresente, que manifestaron de «modo pacífico» su malestar y preocupación por el reciente fallo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), que ha confirmado la paralización de los bloques 9 y 10 de una urbanización de 72 viviendas de Villapresente.