Foconorte pierde su sello de festival pero apuesta por las exposiciones

Muestras, nuevos lenguajes e investigación se cruzarán en el 'nuevo' Foconorte. La serie fotográfica de Ochaita se expondrá este verano. ::                             BRUNO OCHAITA/
Muestras, nuevos lenguajes e investigación se cruzarán en el 'nuevo' Foconorte. La serie fotográfica de Ochaita se expondrá este verano. :: BRUNO OCHAITA

Cultura apoya el cambio de rumbo y formato con el patrocinio de muestras de Ana Díez, Bruno Ochaita y Zaira Rasillo, en tres espacios de la comunidad

GUILLERMO BALBONASANTANDER.

Foconorte cambia de registro y de formato. Tal como avanzó EL DIARIO al inicio de 2011 el veterano encuentro de la fotografía y el vídeo pierde este año su condición de festival y reduce su programa expositivo. Ya durante el primer trimestre esta propuesta, que ha sabido recoger la intensa actividad de creadores fotográficos, nuevos coleccionistas y la incorporación de las nuevas tecnologías a las exposiciones, ha salpicado diversos programas, convocatorias y actividades.

El Encuentro de Fotografía y Vídeo, tras cuatro ediciones, considera agotado el formato y afronta un cambio progresivo de contenidos. Paradójicamente evita la concentración en dos meses pero extiende su oferta a lo largo de todo el año. Con el apoyo de Cultura, a través de la integración del programa a los espacios culturales rehabilitados en la región, Foconorte ha organizado tres exposiciones, que se distribuirán entre junio y el final de año de Ana Díez, Zaira Rasillo y Bruno Ochaita.

El Castillo del Rey en San Vicente, la Casa museo de Jesús de Monasterio en Casar de Periedo y El Torco de Suances son los tres escenarios de esta apuesta por tres creadores emergentes que funden la fotografía con instalaciones, vídeo, escultura más la utilización activa de espacios.

La quinta edición de este encuentro pierde su condición o sello de festival una vez que sus responsables han considerado que Foconorte, ceñido a un espacio temporal y fundamentado en un programa expositivo había alcanzado su techo. Las nuevas tecnologías, Internet y las vinculaciones al patrimonio son las nuevas ventanas a través de las que empezará a crecer.

Foconorte se propone ampliar sus actividades a otros campos de la cultura y el conocimiento en relación con las nuevas tecnologías, el entramado social y las prácticas expresivas audiovisuales. En este sentido, Foconorte ha decidido «indagar en nuevos lenguajes». Un máximo de diez muestras a lo largo de todo el año se destinan a diferentes espacios y sedes expositivas de la región. Juan Manuel Ortega, codirector de Foconorte, subrayó que el cambio de formato se debe a que «los propios aficionados consideraban que resultaba difícil de visitar tanta variedad de exposiciones». Además, se pretende además «ampliar» el lenguaje visual a otras «zonas de expresión artística», como el vídeo, abarcando la parte de documentación para «indagar» así en esa relación entre las nuevas tecnologías y el entramado social. Ortega se refirió a que hay «lenguajes y estilos que están generando un nuevo paradigma y que llevan a un futuro incierto y desconocido en el campo del arte».

El consejero de Cultura, Javier López Marcano, tras desear larga vida a Foconorte pidió que «no cunda el desánimo y el desaliento» entre sus organizadores.

Ana Díez es la más veterana de los tres fotógrafos propuestos. Su trabajo que tiene el núcleo central en la práctica fotográfica se extiende a otras disciplinas como el vídeo, la instalación, la escultura, la performance y el arte sonoro, aspirando a un deseo de mirada total que le sirva bien para describir, o explorar, el mundo interior, subterráneo que se esconde tras las apariencias físicas más visibles.

Rasillo (Sarón, 1983) trabaja con la fotografía y también con instalaciones. Utiliza un amplio registro expresiva para reflejar un mundo en el que la identidad, el sexo, el género y ciertos símbolos que aluden a conceptos religiosos como la culpa y el pecado se proyecta habitualmente a través de autorretratos. La imagen del cuerpo como símbolo, elementos naturales como piedras, manzanas o trozos de carne, y objetos manufacturados de uso cotidiano son los recursos habituales que habitan sus exposiciones.

Este año expondrá en la galería catalana Sicart y ha entrado a formar parte de 'Cambia el orden', iniciativa colectiva creada a partir de las Becas Taller Juan López de la Fundación 2016.

Ochaita (Santander, 1980) resume su joven periplo vital, rubricando sus singulares momentos «en imágenes de fuerte sabor bizarro, llenas de dinamismo y tendentes a buscar objetivos de insólitas perspectivas visuales».

La colaboración de Cultura con el Festival se inició en su arranque, 2006, con exposiciones en la Casa de Cultura de Torrelavega y en Potes. La descentralización de las propuestas, que permite «conocer nuevos espacios de la creciente red de centros culturales de Cantabria», es otro de los rasgos que definen este certamen. Considerada una de las citas de referencia del año cultural y del expositivo en particular, lo cierto es que Foconorte completó en 2010 un periplo de cuatro años intensos de crecimiento que permitieron certificar el ascendente valor y potencial de la fotografía en la comunidad. Más de 30 artistas mostraron sus obras en exposiciones celebradas en espacios de Cantabria y en otras ciudades como Bilbao o Gijón, que se sumaron al festival. Las cifras de las cuatro ediciones revelan que se han celebrado más de 140 actividades.

 

Fotos

Vídeos