Las carambolas dan la permanencia al Reocín

Pese a la goleada, además de lograr la salvación, se clasifica para la Copa de la Reina, donde le espera el Barça

J. J. MARTÍNEZSANTANDER.
A pesar de la derrota, las cántabras lograron la permanencia. ::                             SANE/
A pesar de la derrota, las cántabras lograron la permanencia. :: SANE

El Reocín Racing hace historia al conseguir la permanencia en la Superliga femenina, en su primera temporada en la máxima categoría del fútbol nacional femenino. Las pupilas de Javi Sánchez, nada pudieron hacer para impedir la goleada que recibieron en su encuentro ante el Sporting de Huelva, ya que, en tierras onubenses, las cántabras acabaron sufriendo un auténtico batacazo.

Pese a la contundente derrota, al final, las de Puente San Miguel consiguieron su objetivo de permanencia y, también, han obtenido como premio final el poder disputar la Copa de la Reina, donde se enfrentarán al Fútbol Club Barcelona.

Las cántabras salieron a por todas, pero los nervios afloraron en el conjunto visitante y, fruto de ellos, encajaron tres goles en poco menos que quince minutos, lo que resultó vital para el marcador final del partido.

Tras el paso por los vestuarios, Javi Sánchez arengó a sus jugadores con el fin de que no tirasen al traste el trabajo de toda una larga temporada, en un sólo partido. La derrota era, prácticamente, sinónimo de descenso.

Esta charla en los vestuarios cambió la imagen del equipo, que salió a morder. Pero a la contra, el cuadro local seguía haciendo daño en la meta cántabra. Las de Puente San Miguel dispusieron en esta segunda parte de varias ocasiones para haber recortado diferencias en el marcador. Pero lejos de conseguir su objetivo, siguieron encajando goles.

Un tanto de Lucía, la máxima goleadora del equipo verdiblanco, hizo pensar que se podía recortar diferencias, pero nada más lejos de la realidad.

Poco a poco, las onubenses siguieron con su recital goleador y sentenciaron de forma definitiva el encuentro, que finalizó con el resultado de seis tantos a uno.

Con esta abultada goleada, las cántabras no dependían ya de sí mismas para saber si seguirían en la máxima categoría del fútbol nacional la próxima temporada, por lo que la entrada a los vestuarios fue un auténtico drama para las verdiblancas. Después de hacer una excelente campaña, veían como su sueño de seguir en la élite se desvanecía en un sólo encuentro. Los teléfonos móviles y las radios echaban humo. La sorpresa fue que todos los encuentros, disputados a la misma hora, terminaron con resultados favorables para sus intereses. El Torrejon no pasó del empate ante el ya descendido Gimnástic de Tarragona y el Oviedo Moderno tampoco consiguió vencer al Eibar, conjunto que también estaba fuera de la categoría.

Fotos

Vídeos