Cioli deja huérfana a La Magdalena

Característica imagen de Cioli, sobre la arena de la playa. :: ANDRÉS FERNÁNDEZ/
Característica imagen de Cioli, sobre la arena de la playa. :: ANDRÉS FERNÁNDEZ

El popular bañista, protagonista de cientos de rescates, falleció a los 89 años de edad. Problemas respiratorios obligaron a ingresarle a primera hora de la mañana del sábado en el Hospital Marqués de Valdecilla, donde falleció horas después

REDACCIÓN ,Santander

Las playas de Santander perdieron en la noche del sábado a una de sus figuras más queridas, emblemáticas y características. José Sanz Tejera 'Cioli', héroe local vinculado a la playa de La Magdalena, donde protagonizó cientos de rescates de bañistas, falleció a los 89 años de edad en el Hospital Marqués de Valdecilla, donde había ingresado a primera hora de la mañana del sábado.

La noticia de su fallecimiento no ha dejado indiferente a nadie. Ayer, tanto el Gobierno de Cantabria como el Ayuntamiento de Santander emitieron comunicados de pésame. El Ejecutivo autónomo destacó su «valentía y compromiso». El alcalde, Iñigo de la Serna, destacó sus «valores humanos, generosidad y servicio a los demás», además de confirmar la predisposición de la Corporación municipal a patrocinar un reconocimiento público. También los candidatos del PSC-PSOE y PRC a la Alcaldía de Santander, Eugenia Gómez de Diego y José María Fuentes-Pila, respectivamente, manifestaron su pesar por el fallecimiento del popular bañista, a quien se atribuyen centenares de rescates en las playas de la ciudad.

Debido a ellos, en los últimos meses un grupo ciudadano había promovido una campaña de recogida de firmas para solicitar un la colocación de un busto. El colectivo está liderado por sus amigos Paco Sánchez, Isabel del Piñal y Luis Arroyo, quienes hace semanas mantuvieron un encuentro con el concejal Santiago Recio para exponerle la iniciativa. De momento han recogido 3.800 firmas y casi 5.000 adhesiones a través de facebook. Ahora, con la muerte del popular 'héroe' local, su iniciativa parece aun más justificada, si cabe.

Problemas respiratorios

La muerte de Cioli cogió a todos por sorpresa. Arrastraba diversos problemas de salud relacionados con una cardiopatía y una arritmia, pero hasta la víspera descansaba normalmente en la Residencia Marcano, donde vivía desde hacía un par de años.

Súbitamente tuvo que ser ingresado el sábado por la mañana, según manifestó Luis Arroyo a este periódico «debido a la aparición de dificultades respiratorias». Falleció unas horas después, en el Hospital Marqués de Valdecilla.

En ese momento contaba 89 años de edad. Los había cumplido el pasado 21 de febrero.

Desde ayer, sus restos mortales permanecen en el tanatorio de Nereo Hermanos (Santander). El multitudinario funeral tuvo lugar a las 16.00 horas de este lunes en la Iglesia de los Carmelitas. A continuación, sus restos mortales fueron trasladados al cementerio de Ciriego, donde se procedió a su inhumación.

Panadero y socorrista

La vida de Cioli está llena de anécdotas relacionadas con su pasión, la playa y la mar. Nació en el año 1922 y su primer rescate ocurrió en 1947. Salvó a una personas de morir ahogada. Todavía no disponía del título de socorrista, que adquirió con posterioridad a estos sucesos, aunque su ocupación profesional no fue esa, sino la de panadero.

No obstante, acostumbraba a visitar todos los días las playas de la ciudad -lo hizo hasta su fallecimiento- y se bañaba en ellas a diario, tanto en verano como en invierno.

Debido a sus gestas en este campo, estaba en posesión de la Medalla de Oro al Mérito en la Protección Civil y de la Cruz al Mérito de la Policía Local de Santander.

En uno y otro cuerpo, como en general en toda la ciudad de Santander, su figura será largamente recordada.

 

Fotos

Vídeos