El arreglo de la catenaria llega después de casi 10.000 viajeros afectados

Se invertirán veinte millones de euros en la renovación de la red entre Santander y Torrelavega y de Reinosa a Bárcena

GONZALO SELLERSSANTANDER.
Pasajeros saliendo de un alvia averiado en uno de los últimos incidentes con la catenaria en Cantabria. ::                             SANE/
Pasajeros saliendo de un alvia averiado en uno de los últimos incidentes con la catenaria en Cantabria. :: SANE

Casi 10.000 pasajeros afectados durante el último año y medio y decenas de averías después, ADIF y el Ministerio de Fomento anunciaron ayer la licitación de obra para mejorar la catenaria -línea aérea de alimentación que transmite potencia eléctrica a los trenes- en dos de los tramos de la línea Santander-Palencia que recorren Cantabria. En concreto, los veinte millones de euros previstos para este proyecto se destinarán a la red entre Reinosa y Bárcena de Pie de Concha y la que va de Torrelavega a Santander.

En el primero de los tramos, donde se han registrado mayor número de problemas, se invertirán 11,2 millones de euros que servirán para arreglar 33,6 kilómetros de infraestructura en un plazo de 24 meses. El que discurre entre Santander y Torrelavega, de 28,8 kilómetros e importante porque es el que registra mayor tráfico de pasajeros al año, se llevará 9,4 millones de euros. Fomento y Adif no especifican en este caso cuánto tiempo tardarán en finalizar las obras, pero el consejero de Industria, Juan José Sota, aseguró hace dos meses que el plazo sería de 14 meses.

Ambas actuaciones suponen la renovación total de la catenaria en cerca de 83 kilómetros de vía de los 107 de extensión del tramo Santander-Mataporquera. La inversión correrá a cuenta del Estado.

Del trecho que queda para completar toda la línea férrea que transcurre por Cantabria, de Bárcena de Pie de Concha a Torrelavega, en torno a 24 kilómetros, nada se comenta en el comunicado oficial emitido por ADIF y Fomento. De nuevo fue Sota, hace varias semanas, el que explicó que «para evitar la afección de la explotación ferroviaria, hasta que no se finalicen los trabajos anunciados, no se llevará a cabo la adjudicación» de este tramo que falta, aunque sí «se ha encargado un proyecto de ejecución».

De momento, los únicos trabajos que se están acometiendo en la red ferroviaria cántabra son los del tramo Mataporquera-Reinosa, que afectan a 20 kilómetros de vía y suponen la renovación total de todos los elementos de la catenaria. Actualmente están desmontando la línea aérea de alimentación e instalando otra totalmente nueva, con equipos que también conllevan la sustitución de postes.

Reunión en Madrid

Este anuncio de licitación de obra llega casi tres meses después de una sucesión de averías muy seguidas en la catenaria y que obligó a Sota y al delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, a viajar a Madrid para reunirse con los responsables de Fomento y ADIF.

Según informaron desde el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), los trabajos pretenden mejorar esos tramos de catenaria para «optimizar la explotación ferroviaria y ofrecer las máximas condiciones de seguridad y fiabilidad». «Se trata de prevenir averías y minimizar las posibles consecuencias de las mismas».

Las actuaciones contemplan la renovación total de las instalaciones, incluyendo actuaciones básicas como la sustitución de los actuales postes; el desmontaje de equipos de vía general y su sustitución por nuevos equipos; el cambio de pórticos de estación por nuevos pórticos rígidos, y el desmontaje de la catenaria actual y montaje de la nueva (sustentador, hilos de contacto y péndolas), así como la colocación de nuevos equipos de compensación independientes en la catenaria.