El agua de mayo

Mario San Miguel y su Ejército del Amor son una buena receta para elevar el ánimo

Resulta que el próximo mes de julio es especial. Según me explica el concejal santanderino Santiago Recio, tiene cinco viernes, cinco sábados y cinco domingos, algo que sólo sucede cada 823 años. La cosa, la verdad, es curiosa. En realidad, es tan interesante como la noticia de que el cantante Miguel Bosé se ha convertido en padre de gemelos a los 55 años gracias a un vientre de alquiler contratado en Estados Unidos. Más interesante que los devenires de cantantes es lo que pasa en la calle, que es donde está la vida. Mi lotera Julita Montes (administración número 11, junto a la Plazuela del Príncipe) me cuenta que su tío que era indiano en México le regaló en la infancia una muñeca de goma, la primera sin duda que hubo en Cantabria, a la que puso de nombre Daisy, ¡como mi asistenta! Así que cada vez que cuento algo de la cubanísima que me alegra la vida, Julita se acuerda de su infancia. Es así de sencilla la vida. Hasta en la China hacen ya música pop. En Cantabria, modernidad poca. En cuanto sales de casa te das cuenta. Y eso me lleva a reflexionar que eso es lo que quiere la gente: prados verdes y vacas. Lluvia en mayo. Cantabria. El nuevo presidente de la Asociación Cántabra de Campings, Pablo Alonso Astuy, primo de Emérito Astuy, presidente de la Asociación de Hosteleros de Cantabria (todo en familia hostelera) asegura que los turistas vienen a visitarnos por las bellezas naturales. Eso es evidente. Y hasta el osito Aragón lo sabe, hay que cuidar la naturaleza que es el privilegio del que disfrutamos. Pero, como dice Manuel Ángel Castañeda, director de publicaciones de Editorial Cantabria, en su nuevo libro la «autocomplacencia exagerada de muchos cántabros respecto a la belleza de la región, deriva en un espíritu conservador que ha frenado el desarrollo». Más claro, el Agua de Solares. Por cierto, ¿cómo son los campistas que vienen a Cantabria? Sobre todo familias. Muchos campings del interior y Liébana trabajan con montañeros, deportistas, senderistas o gente que practica mountain bike. En Somo y Loredo trabajan mucho con gente que practica surf. Lo dice el ya citado Pablo Alonso.

¿No les he contado que hay un santanderino candidato a la alcaldía de Esplugas de Llobregat (Barcelona)...? Pues sí, se trata de Luis Fernández del Campo, hijo de la escritora Marisa del Campo, autora de una docena de libros. Es candidato por el partido Ciutadans.

Hoy sábado, día 21, Cantabria Conbici y La Noche es Joven organizan una marcha urbana que acabará en un concierto al aire libre. La cita es a las 19.45 horas en los Jardines de Pereda, para dar pedales por Santander y acabar en la azotea del Pabellón Polideportivo del Colegio Cisneros en la Plaza de Numancia. Allí actuará Mario San Miguel y su Ejército del Amor.

Una reciente encuesta (que ha debido realizar el profesor Frank de Copenhague) dice que cuatro de cada 10 cántabras fingen en sus relaciones de pareja, pero que ocho de cada 10 cantabrones creen que su pareja disfruta siempre «al máximo» de sus encuentros íntimos. Ya se sabe que en esta Atenas del Norte (ja¡), todo es posible.

Les cuento un dicho malvado que me relata la periodista Nieves Bolado: «en Torrelavega las aceras son estrechas porque la gente va en fila a trabajar y en Santander son anchas porque la gente se dedica sólo a pasear». Debe ser algo relacionado con la eterna rivalidad entre 'la cuadrona' y 'la pozona'.

Lo verdaderamente interesante estos días está en la Plaza Porticada de Santander y en la Plaza Mayor de Torrelavega. Otra vez la vida. Jóvenes concentrados pidiendo que cambie todo. O algo. Lo que ya se conseguido es un homenaje al recientemente fallecido maestro del flamenco Enrique Morente, que estará protagonizado por el guitarrista Pepe Habichuela, su compañero en los escenarios durante cuarenta años. Será el próximo día 27 de mayo, viernes, en el teatro Casyc. Junto al Habichuela estarán Tamara Escudero, al cante; Carlos Carmona, al toque, y el Bandolero, al compás. Dijo una vez el sublime Óscar Wilde que «el descontento es el primer paso en el progreso de un hombre o una nación». Siguiendo los versos de Lope de Vega «hay mucho mañanar, pero nunca se mañana». Peroo, como dice mi asistenta Daisy,«la buena vida es la vida tranquila». Se le ha pegado algo del cantabrismo adormecido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos