Un sorteo otorga la Alcaldía de Pesquera a la agrupación vecinal

Rubén Ruiz. ::                             DM/
Rubén Ruiz. :: DM

Una mano inocente sacó la papeleta de AXP, dándole el tercer edil y la mayoría, tras un empate a veinte votos

IRMA CUESTASANTANDER.

La suerte ha decido que la Alcaldía de Pesquera quede en manos de la Agrupación por Pesquera (AXP). El municipio, junto a Treviso el más pequeño de Cantabria, estará dirigido los próximos cuatro años por Rubén Ruiz, el candidato de la AXP y un alcalde con suerte.

La Junta Electoral confeccionó dos papelitos con las dos listas en litigio, AXP y PRC, que pugnaban, tras un empate a veinte votos, por el tercer concejal, y fue la mano inocente de un juez de paz la que sacó el que le ha dado la mayoría a los primeros.

Rubén Ruiz será el presidente de la Corporación y contará con el apoyo de Luis Portillo, su número dos. Con el sorteo resuelto, los regionalistas tendrán que conformarse con llevar sobre sus hombros el peso de la oposición y José María Álvarez, que tan cerca estuvo como Ruiz de hacerse con el gobierno municipal, pondrá cara a ese trabajo.

Cosas del destino

Al final, el futuro político de Pesquera tuvo que resolverse a una especie de cara o cruz. Un empate en votos para decidir el tercer concejal obligó a la Junta Electoral a echarlo a suerte, y el destino quiso que fuera el candidato de AXP el elegido.

Los vecinos de Pesquera no pudieron repartir sus votos de forma más ecuánime. 26 papeletas apoyando la candidatura de AXP encabezada por Rubén Ruiz, 26 apoyando la del regionalista José María Álvarez. Hasta ahí sin problema, un concejal para cada uno. La cosa se complicó al seguir contando y descubrir que, de los cuarenta votos válidos restantes, veinte eran para cada una de esas dos listas. Un empate que tuvo que dirimir la Junta Electoral confiándolo a la suerte. Así lo establece el artículo 184 de la Ley Electoral: en caso de empate, el elegido deberá salir de un sorteo. Lo que queda a gusto de la junta es la forma en la que dirimir el entuerto. Unos optan por fichitas de colores (así lo han hecho en, por ejemplo, en Alcudia, Castellón), otros por lanzar monedas al aire y en Cantabria por los clásicos papelitos.

Atrás queda el concejo

Pesquera, que el 22 de mayo pasado, con la nueva Ley Electoral en la mano, dejó atrás los concejos y recuperó una corporación en toda regla, ha tenido un desembarco ajetreado en su nuevo estatus. La nueva Ley Electoral trajo cambios que, en los dos municipios más pequeños de Cantabria en número de habitantes, Pesquera y Tresviso, se tradujeron en abandonar los concejos y volver a las corporaciones locales. Rubén Ruiz se prepara ya para tomar posesión el próximo 11 de de junio y organizar su municipio. Desde este fin de semana tiene mayoría absoluta.

 

Fotos

Vídeos